CRUZ Y GRAMA

Querétaro va seguro; Chihuahua, por las mujeres

La inactividad relajó la inseguridad, pero ahora, afortunadamente para los queretanos, no ha vuelto a la “normalidad”

OPINIÓN

·
Hugo Corzo / Cruz y Grama / Opinión El Heraldo de México

Octubre parece un buen momento para hablar de temas capitales, y de las capitales de algunos estados. En Querétaro, por ejemplo, hay buenas noticias en cuanto a seguridad.

La ciudad cuna de nuestra Constitución, que es gobernada por el panista Luis Nava en segundo trienio, repite el saldo positivo en percepción de seguridad. En la última encuesta del Inegi, la capital de ese estado disminuyó, nuevamente, su percepción de inseguridad y se mantiene 19.3 puntos porcentualesdebajo de la media nacional.

Es subrayable porque desde hace unos meses, la ciudad de Querétaro ya retomó su ritmo casi normal; la actividad económica despertó tras la pandemia y aumentó la movilidad. La inactividad había relajado también la inseguridad, pero ahora, afortunadamente para los queretanos, no ha vuelto a la “normalidad”.

Se dice que la clave está en las tareas y trabajos de prevención del alcalde Nava. Entre lo más reciente, está el anuncio del Acuerdo por el Barrio, que firmaron 22 líderes de bandas, también llamadas clikas, ¡ese!

El pacto, afirma el ayuntamiento, permitirá fortalecer la prevención en cuestiones de seguridad, integrar a los jóvenes a la formación académica o en oficios, y brindarles oportunidades laborales para su desarrollo personal.

Ahora sí que “les tiran esquina a esos vatos, ¡ese!”. Cosa buena.

Chihuahua, la capital del homónimo y más grande estado del país, está cerrando fuerte una semana en la que concentró varias acciones en favor de las mujeres y las familias, los dos ejes principales del gobierno del alcalde Marco Bonilla.

Ayer, nada menos, se reunió con familiares de policías caídos, ante quienes se comprometió a mantener las puertas abiertas, para escuchar sus necesidades y mejorar el servicio de pensiones (Marco, en Twitter, dixit).

Pero hace dos días, también, se reunió con organizaciones sociales, y les prometió que esta ciudad -que cumplió 312 años la semana pasada- será el municipio más seguro del país para las mujeres.

Y para cerrar con broche de oro, culminó con éxito un refrescante -vaya que se agradece en aquella cálida latitud- festival cultural, que justamente se realiza con motivo del aniversario de la fundación del Real de San Franciscode Cuéllar, actual ciudad de Chihuahua. ¡Ajúa y arriba el norte! Y quien no crea, pues como dicen, ahí está el mapa.

Pachuca, capital de Hidalgo, anda cacheteando las banquetas por la deuda y compromisos con proveedores que heredó de la administración de la panista Yolanda Tellería. Pero actualmente, el priista Sergio Baños está sacando agua de las piedras para conseguir los 69 mdp que se requieren para la nómina de fin de año, y cumplir los compromisos que tiene con el sindicato, así como con el servicio de recolección de basura y del relleno sanitario.

Y en Tlaxcala, capital del estado del mismo nombre, anda igual que la priista Pachuca: cero, cero. En la semana, el alcalde de Morena en esa ciudad, Jorge Corichi, repasó y terminó algunas auditorías, que prometen encuerar los malos manejos que tuvo el gobierno municipal priista que recién salió. Por lo pronto, de aquí a que termine el año, Corichi trae el bono del “beneficio de la duda”, pero ya en 2022, otro gallo cantará en ese palenque.

SOPA DE LETRAS

Dicen que en árabe, “anfitrión” ya no se dice mudif ( por su escritura arábiga), sino que se dice “Fayad”. Buena cosa la que trascendió, respecto a que el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad —quien tiene además de raíces, interés por su genealogía— fue invitado por el Canciller Marcelo Ebrard para acompañarlo a Dubái. Cuentan que más que una cortesía, es una señal de la buena relación qué hay entre ambos gobiernos, y que honrará el priista (Fayad, claro) con su expertice en esa cultura. ¡Shukran!

POR HUGO CORZO

HUGO@ELHERALDODEMEXICO.COM

@HUGO_CORZO

PAL