ESTADO POR ESTADO

Los partidos también lloran

Diferencias entre AMLO y Alfaro; Hora de deslindes, en Puebla; Vania Kelleher y Layda Sansores

OPINIÓN

·
Víctor Sánchez Baños / Estado por Estado / Opinión El Heraldo de México

Los partidos políticos locales en estados donde los gobernadores salientes se llevaron hasta las engrapadoras no tienen dinero ni para la nómina. Los Institutos Electorales de Michoacán, Chihuahua, Nuevo León, Campeche, entre otros, no han recibido sus prerrogativas y los gobiernos entrantes. Los gobernadores Maru Campos, de Chihuahua; Samuel García, de NL; Alfonso Durazo, de Sonora; Alfredo Ramírez Bedolla, de Michoacán, entre otros, ya están en negociaciones para activar los “IEE” y darles oxígeno a los partidos. Hay otros estados donde los abandonan a su suerte.

JALISCO: El presidente López Obrador acordó con pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo que la presa El Zapotillo no los inundará, ya que se llenará a un máximo de 45%. El gobernador Enrique Alfaro descalificó el acuerdo, ya que ese nivel no garantiza el agua en la megalópolis de Guadalajara. “Soy ingeniero”, dijo, y “no hay soporte técnico”. Escalan las diferencias entre AMLO y Alfaro, y la población, sin soluciones.

PUEBLA: Menudo escándalo desató la captura del alcalde de Quecholac, Alejandro Martínez. Ahora todos le dan la espalda. Desde el líder del PSI, partido que lo impulsó, Carlos Navarro, hasta el líder de San Lázaro, el morenista Ignacio Mier; su hijo, diputado local del mismo nombre, así como su hija Daniela, quien, además, se deslinda de la diputada Sandra Nelly, acusada, con su esposo, de delitos federales.

CAMPECHE: Quien no ha afloja el paso por allá en el sur es Vania Kelleher. Desde que tomó protesta como la encargada de dirigir la política pública de la mujer en la entidad ha estructurado alianzas y acuerdos para impulsar un mejor futuro para las mujeres campechanas. En el pasado Foro Regional Sur le fue reconocido su profesionalismo en su nueva encomienda. Un acierto para Layda Sansores al sumar a Vania a su equipo.

EDOMEX: El norte de Toluca es un muladar. Se convirtió en un tiradero de cadáveres del crimen organizado y, por si fuera poco, sus habitantes están muy alarmados por el asesinato de varios jóvenes en las últimas semanas. La inseguridad al máximo, el abandono peor, y el alcalde Juan Rodolfo Sánchez, de Morena, pasmado. Sabemos que el gobernador Alfredo Del Mazo enviará policías hasta que llegue el priista Raymundo Martínez a la alcaldía.

NUEVO LEÓN: El gobernador Samuel García va contra la mafia de la Secretaría de Salud del gobierno de Jaime Rodríguez El Bronco, que encabezó Manuel de la O Cavazos. Denunció que esa cofradía, “no sólo los casinos, sino también restaurantes y bares” los extorsionaba con sumas millonarias. Nos dicen que De la O ya se fugó.

PUEBLA: Tras reunirse con el gobernador Miguel Barbosa, la rectora Lilia Cedillo, de la BUAP, profundiza en la revisión de cuentas de su antecesor, Alfonso Esparza. Se aprecia un ánimo “institucional” con el gobierno. Esto apenas empieza...

VERACRUZ: La fiscal Verónica Hernández rompió récord. Deja en la impunidad 94.3% de delitos denunciados. Cifra buena para la estadística en el estado que gobierna Cuitláhuac García.

POR VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS
VSB@PODERYDINERO.MX 
@VSANCHEZBANOS

CAR