COLUMNA INVITADA

¡Basta de simulaciones!

Merma el presupuesto del Programa Fortalecimiento de la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil 

OPINIÓN

·
Katia Carranza / Columna Invitada /Opinión El Heraldo de México

Históricamente, las niñas y niños menores de tres años han sido invisibilizados por el gobierno en turno; sin embargo, hace 5 años, la primera infancia comenzó a tener relevancia, principalmente con la creación de la Comisión de Primera Infancia del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), la Ruta Integral de Atenciones y la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia (ENAPI).

En 2008, la Cámara de Diputados creó el Programa Fortalecimiento de la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil (U031) para diseñar un modelo de atención con enfoque integral para los servicios de educación inicial, y se dieron recursos; sin embargo, de 2008 a 2017 funcionó sólo con las “ampliaciones” que la Cámara le asignó porque ni SEP ni la Hacienda dieron recursos. A partir de 2018, el financiamiento fue regularizado con el Programa Expansión de la Educación Inicial, pero ha tenido fluctuaciones importantes en su asignación: en 2015 recibió 950 mdp, en 2018, 300 mdp y en 2019 y 2020, 800 mdp cada año; el problema mayor que enfrentó fue que del monto asignado en 2020, 500 mdp fueron acaparados por el Partido del Trabajo para subsidiar a los CENDIS del Movimiento Tierra y Libertad. En 2021 se le asignaron 825 mdp, de los cuales 200 mdp se destinaron a pagar plazas destinadas a Primera Infancia y 625 mdp a ampliar la cobertura en modalidades escolarizadas y no escolarizadas, incluyendo más de 400 mdp para el pago de voluntarios, servicios y alimentación de los CENDI del PT.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, el Programa U031 tiene un techo presupuestal de 782 mdp, 43 millones menos que el año anterior, aunque ahora pretende llegar a la población infantil que no ha sido atendida y que vive en comunidades de alta marginación y rezago para garantizar su derecho a la educación desde los primeros años. Es claro que no podrá cumplir con los compromisos adquiridos y muestra una incongruencia entre los mandatos constitucionales y el presupuesto destinado. ¿Cómo se puede ampliar la cobertura de la educación inicial y consolidar el nivel educativo con tan graves recortes? ¿Cómo se implementará la Política Nacional de Educación Inicial sin dinero?

A esto hay que sumar que inexplicablemente a partir del segundo trimestre del año, el PEEI U031 es manejado por la Dirección General de Gestión Escolar y Enfoque Territorial que tiene por objetivo desarrollar programas y acciones para el fortalecimiento de la autonomía de gestión escolar y no tiene relación con el enfoque pedagógico de Un Buen Comienzo para educación inicial, ni las atribuciones para crear propuestas de programas de estudio, métodos, procesos y enfoques pedagógicos, o atención a modalidades no escolarizadas, que le corresponden a la Dirección General de Desarrollo Curricular, que era la `unidad´ responsable del programa anteriormente.

Por ello decimos ¡basta de simulaciones! Es necesario aumentar los recursos del U031 para ampliar su cobertura y asignar los recursos a dos unidades responsables: la DGDC para los 5 apoyos que brinda, y la DGGEyET para gestionar los subsidios a los CENDIS controlados por el PT. O bien, crear un nuevo programa presupuestario para la atención y consolidación de la educación inicial como nivel educativo, así como de la Política Nacional de Educación Inicial. Es hora de que la actual administración haga cumplir lo que prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador: "Escucharemos, atenderemos y respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y a los olvidados"

POR KATIA CARRANZA

INVESTIGADORA EN MEXICANOS PRIMERO

@BACKSB14

MAAZ