CAPRICHOS MILLONARIOS

El legado en la industria de la moda que deja el reality más famoso del mundo

Aunque tal vez no lo sepas, te aseguro que has seguido una o más de las siguientes tendencias que no conocías que eran herencia Kardashian

Brenda Jaet / Caprichos Millonarios / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Si existe alguien que ha influenciado la industria de la moda en los últimos 15 años es Kim Kardashian. Pero no nada más ella lo ha hecho, también toda su familia ha aportado en nuestra forma de vestir y arreglarnos en sus 20 temporadas del reality Keeping Up With The Kardashians, el cual concluyó de grabar este enero. Aunque tal vez no lo sepas, te aseguro que has seguido una o más de las siguientes tendencias que no conocías que eran herencia Kardashian, como: tops transparentes, el estilarse de paleta de colores neutrales en la ropa (entre ellos millenial pink), uso excesivo de athleisure (usar prendas de gym todo el día), trajes de baño de una sola pieza (con piernas de corte alto y espaldas bajas), biker shorts con tacones, tenis y sacos, body suits (leotardos) en todas sus presentaciones, vestidos de látex, mezcla de pants con mink y tacones. Pero quizá su contribución más importante: nos enseñaron a amar nuestras curvas. Introdujeron outfits que ajustan el cuerpo y lo muestran.

En cuanto a tendencias de belleza, nos dieron el contouring. Palabra nunca antes utilizada para este tipo de rutina de maquillaje que se volvió un “debe ser”. También los smokey eyes y labios voluminosos en colores nude. Otra cosa que nos heredaron fue a ser dueñas de su imagen y no víctimas. Las Reinas de Instagram, y es que esta familia supo monetizar su influencia sabiendo que sus caprichos sí eran millonarios. Kim Kardashian cobra hasta un millón de dólares por post de Instagram, el cual usa como focus group gratuito para sus propios productos. Skims, su marca más reciente de loungewear y ropa interior, es todo un éxito, al igual que su compañía de maquillajes. Kylie obtuvo más de un billón de likes con sus selfies en ropa de ejercicio, y ganó 360 millones de dólares con su línea de labiales y cosméticos.

REINAS DE LOS NEGOCIOS: Khloé creó su marca Good American, Kourtney hizo un sitio web de vida sana llamado Poosh, y Kendall es de las modelos mejor pagadas. El cerebro detrás de la imagen de Kim es Kanye West, su marido durante los últimos años, quien fungió como su estilista. Ella misma admite que fue él quien la pulió y le presentó a los más importantes diseñadores en alta costura. Responsable entonces de mucho de su éxito. ¿Qué pasará ahora con el divorcio?

Con el reality, concluye una era que nos marcó a todos con el nacimiento de la cultura pop. El fin de una etapa, pero no de esta familia en la vida pública ni en la industria de la moda y belleza. Ódialas o ámalas, pero es indiscutible que las Kardashians han llegado para quedarse.

POR BRENDA JAET
COLABORADORA
@BRENDAJAETK