El debate sobre las redes sociales

La serie The Social Dilemma muestra el lado oscuro de las redes sociales y nos enseña que cada acción y click que damos, está absolutamente monitoreado

“Somos más rentables si miramos mucho una pantalla que si pasamos ese tiempo viviendo una vida plena”. Esta es alguna de las frases que me llamaron la atención de la serie 'The Social Dilemma'.

Sin 'spoilear' (demasiado), vamos a hablar de algunos puntos que se tocan en la serie de Netflix, que se ha convertido en una de las más vistas en el país. Partiendo de la hipótesis, ¿cuál es el problema con las redes sociales?, la producción reunió a varios expertos en el tema que han trabajado en Twitter, Facebook, Pinterest, Google, Apple, y demás plataformas digitales para definir la parte oscura de todo esto. Cada vez que uno se va adentrando a este mundo, parece increíble todo lo que hay detrás de cada una de las redes sociales.

Si bien es cierto que las redes nos han traído una transformación inimaginable y varios progresos, como facilidad de obtener información, se acortan distancias, procesos y todo se vuelve más rápido e inmediato, también es cierto que su aparición y uso excesivo ha creado conductas en las personas de dependencia y no sólo eso, sino que estamos absolutamente vigilados por todo lo que googleamos, buscamos en Internet, escribimos, a quien 'stalkeamos', y lo que 'likeamos'. Alguien siempre está detrás de cada paso que damos.

Entre algunas de las hipótesis que plantea la serie están la adicción a las redes sociales, el buen uso de ellas, sobre todo en niños y adolescentes, las consecuencias en los comportamientos sociales que éstas puedan tener, la influencia en posturas políticas, candidatos, partidos políticos, etcétera.

Varias frases durante la serie son de llamar la atención, como por ejemplo las de Justin Rosentein, quien trabajó en Google por muchos años y creó el famosísimo “Me gusta” que aparece en cada foto de Facebook, en la que habla de la manipulación a la que estamos siendo sometidos. Otro de los participantes del documental habla de que dejó su trabajo por ética, y sin duda, hay una frase que representa, desde mi punto de vista, lo que el documental quiere decir. “HEMOS PERDIDO EL RUMBO”, dijo Tristan Harris, exdiseñador de Google que menciona que cuando trabajaba en Gmail, su preocupación máxima consistía en cómo hacer más adictiva la página, en lugar de más útil para los millones de usuarios que ocupaban esta herramientas.

En el marco de toda la información que se ventila en esta serie, para mi hay algo que llama mucho la atención y esto es la palabra “manipulación”, ya que por cada persona conectada, siempre habrá un tercero que esté observando lo que hace, lo que busca, lo que le gusta, para financiar estos gustos y manipular. ¡Qué miedo! ¿no creen? Es por esto que les invito a ver esta serie, que les ayudará a entender bastante sobre cómo funcionan las redes sociales y el uso que les estamos dando.

Ya será decisión de cada quien lo que haga o deje de hacer con ellas. “Hemos creado un mundo en el que es vital que las personas estén conectadas, especialmente los jóvenes y los adolescentes, sin embargo, en este mundo, cada vez que dos personas se conectan, la única manera de financiar esto es a través de una tercera persona infiltrada que paga para manipular a esas personas”, dijo Jaron Lanier. Así que volvemos a la pregunta que se hace al principio del documental, ¿Cuál es problema?, ahí se los dejo a su criterio.

[nota_relacionada id=1233575]

POR MARÍA DEL MAR BARRIENTOS

MARIMAR.BARRIENTOS@HERALDODEMEXICO.COM.MX

IG: @MARIMARBAT

eadp


Compartir