Ir a lo pequeño, pero en grande

Los aires de grandeza de antaño son ya caprichos millonarios que ninguna industria puede mantener y la sociedad ya está harta de cargar

Escrito en OPINIÓN el

Michael Kors en 1980 dijo que el secreto de su éxito y el mejor consejo que podría darle a cualquiera que se considerara una persona seria de negocios sería: “Conoce a tu cliente”. Hace ya más de 40 años que pronunció estas palabras y siguen siendo tan ciertas como aquel día, ya que todo negocio exitoso, no sólo en la industria de la moda, depende del conocimiento de su consumidor

Si bien la moda está íntimamente relacionada con la psicología de las personas, también los hábitos de consumo. En la industria de la moda, por ejemplo, el diseñador que sobrevivirá a esta crisis será aquel que deje de ser esa celebridad inalcanzable, y logre acercarse a su cliente, conocer sus gustos, nuevas necesidades, deseos, expectativas y establecer un diálogo, una comunicación.  

Los aires de grandeza de antaño son ya caprichos millonarios que ninguna industria puede mantener y la sociedad ya está harta de cargar. Esto incluye a todos en la cadena de consumo como vendedores, servicio en línea, entrega, atención a clientes, RP, y  hasta edición de moda. Una dosis de humildad tan necesaria como medicina para estos tiempos. 

En estos momentos de turbulencia es cuando aquellas compañías que logren establecer un fuerte vínculo con sus clientes son las que van a sobrevivir. 

Sin embargo, son estas mismas épocas cuando también es buen momento para echar a andar algo nuevo, de hacer literalmente un reset, de probar un nuevo modelo de negocio. Ahorita no hay reglas de cómo hacerlo, puede ser que el manual que siempre se ha usado para los negocios, no sea lo requerido en este momento, ya vimos que ni siquiera necesitamos estar presentes en una oficina para poder trabajar en conjunto. Lo más importante es que tengas una buena idea, o diseño y que sepas unirte con aquellas personas que saben aquello del negocio que tú no.  

Existe toda una corriente de pensamiento que tiene la teoría de que en estos momentos no trates de acaparar todo el mercado, que es mejor “ir a lo pequeño”, concentrarte en, por ejemplo, tu top 50 o 100 de clientes y tratar de venderles más a ellos, hacer mejor negocio con menos personas, ser más localizado y personalizado, elegir mejor con quien haces negocio. 

Y como dice el dicho: “el que mucho abarca, poco aprieta”. En el libro The One Thing, Gary keller y Jay Papsan aseguran que sólo tenemos determinado expendio de energía y tiempo disponible en nosotros, y para tener resultados extraordinarios es necesario enfocarse en determinadas cosas nada más.  

Ellos dicen que el éxito llega cuando hacemos pocas cosas bien y a fondo. Tienen también el concepto de “ir a lo pequeño”, que no es lo mismo que pensar pequeño. Es concentrarte al 100 en una sola cosa y hacerla bien, en vez de hacer muchas a medias.  

Más vale un cliente satisfecho que será leal que 10 insatisfechos que por nada se irán con la competencia. Personalmente todo el ambiente y las conversaciones que surgen a partir de ello me lleva a querer modificar algo en mí, reiniciarme, y dirigir mi vida en todos sentidos, ir por lo pequeño, pero en grande. [nota_relacionada id=1237378]

POR BRENDA JAET

@BRENDAJAETK

avv / eadp