RECUERDOS DE JOSÉ SULAIMÁN

El gran combate por la salud mental

El WBC, por medio de sus embajadores alrededor de todo el mundo, hace una labor extraordinaria para apoyar a infinidad de personas que sufren de trastornos de este tipo

Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

El pasado 12 de noviembre se cumplió el cuarto aniversario de la creación del programa de salud mental entre el Consejo Mundial de Boxeo y el Senado de Estados Unidos, bajo el importante liderazgo de la senadora Grace Napolitano. 

Ese maravilloso día en el que pudimos darlo a conocer, en el Capitolio de Washington DC, quedó marcado como el más importante de nuestra fundación WBC Cares.

Jill Diamond, quien es la directora mundial de este organismo, organizó una agenda muy completa para nuestra visita, en la que contamos con la compañía de grandes figuras del boxeo mundial como Julio César Chávez, Erik Morales, Roberto Durán, Mia St. John, Gerry Cooney y Ray Mancini, quienes me acompañaron en ese gran día, en el que nos reunimos con una importante cantidad de miembros del Senado norteamericano.

La salud mental es una de las máximas amenazas que el mundo enfrenta. El WBC, por medio de sus embajadores alrededor de todo el planeta, hace una labor extraordinaria para apoyar a infinidad de personas que sufren de trastornos de este tipo por enfermedad, y también aquellos que padecen de acciones de terceros que los lleva a tener condiciones delicadas.

EVENTO. Importantes campeones del Consejo Mundial de Boxeo acudieron a
aquella cita con la senadora Grace Napolitano, en el Capitolio de Estados Unidos. Foto: Especial

El bullying es uno de los principales actos que genera problemas en la salud mental de la humanidad. El daño que el abuso de individuos o grupos provoca en una persona no tiene límites, y es causa de gran número de suicidios en el mundo.

El abuso, el acoso, la burla y los golpes hacia alguien indefenso es una actividad que daña de manera permanente a quien es sujeto a ello, y ahora este fenómeno se da comúnmente en las redes sociales con el famoso cyberbullying, que sin duda afecta silenciosamente a las víctimas

Por ello, me gustaría destacar y reconocer a algunos de nuestros embajadores que dedican su vida con pasión a ayudar con actos de concientización en diversas partes del planeta.

Mia St. John, nuestra gran campeona mundial, quien también apareció en la portada de Playboy, perdió a su hijo hace algunos años. Julian, quien sufría esquizofrenia, finalmente acabó con su vida, por lo que tras un proceso muy difícil, Mia inició una labor incansable para llevar las campañas de concientización y prevención acerca de esta difícil enfermedad.

Hace un par de años el destino nos trajo a un formidable ser humano: Charlie The Hammer Hall, un niño, ahora joven, que lleva un programa extraordinario contra el bullying, en Australia

CREATIVIDAD. Jesús Becerril tiene una gran habilidad para pintar cuadros, y ha hecho varios para las convenciones del organismo. Foto: Especial

Charlie fue víctima de esto en la escuela durante algunos años, hasta que encontró al boxeo. El deporte le ha cambiado por completo la vida; entrenar le ha dado disciplina, orden, dedicación y respeto. Él ahora dedica su energía a lograr enseñar cómo nadie puede estar por encima de ti, que cada ser humano vale y se merece respeto, sin importar nada.

Otra gran historia es Jesús Becerril. Él es mi ahijado deportivo y se trata de un joven autista que se ha convertido en una inspiración para el WBC Cares. 

Jesús tiene gran habilidad para pintar cuadros y nos ha sorprendido haciendo algunos para las convenciones del WBC. El amor y dedicación de sus padres le permite ser un ejemplo de cómo en la vida no existen obstáculos que puedan detener el desarrollo de las habilidades únicas de cada individuo.

 

¿SABÍAS QUE...?

El color verde representa la campaña mundial de la salud mental, y se celebra durante el mes de mayo.

ANÉCDOTA DE HOY

Mi papá nos comentó, incontables veces, el día en el que venció sus temores y dejó de ser buleado

“Yo era un niño inocente y en la escuela abusaban de mí. Tenía mucho miedo y caminaba por la calle con temor a enfrentarme con ellos; hasta me cambiaba de banqueta cuando los veía venir. 

“Al más temible de todos le apodaban La Rata, y un día accidentalmente le manché su uniforme y se me vino a los golpes.... fue entonces que, por instinto, me defendí y lo golpeé; para mi gran sorpresa, le di una tremenda paliza. Nunca jamás nadie me volvió a molestar”.

 

POR MAURICIO SULAIMÁN
PRESIDENTE DEL CONSEJO MUNDIAL DE BOXEO
@WBCMORO