Los poderes y el Presidente

Los poderes de la Unión deben actuar con independencia para cumplir su misión

Los poderes  y el Presidente
Arturo Sánchez/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Los poderes de la Unión han quedado mucho a deber en estos días, especialmente por la pérdida de credibilidad en su independencia y autonomía para tomar decisiones. No es un tema menor, en el contexto de un exacerbado protagonismo presidencial que se cree el único representante de los designios del pueblo.

La SCJN circuló un borrador de resolución que no tenía consenso entre los ministros, pero coincidía con el sentido común y con el principio de que la “justicia no se consulta”. Acto seguido el Presidente pide en la mañanera a los ministros que no se dejen influenciar y la Corte optó por actuar políticamente al decidir que sí era constitucional la consulta, pero no era constitucional la pregunta. El Presidente tiene razón, pero había que cambiar la pregunta y hacer algo completamente diferente a lo que se buscaba: “el esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en el pasado” sin mencionar expresidentes ni procedimientos jurídicos, y abriendo la puerta a que se “esclarezcan” decisiones del presente gobierno, como la decisión política de cancelar el nuevo aeropuerto.

Ante el galimatías, el otro poder, el Legislativo, entra en conflicto. Si se realiza la consulta, habrá que proveer al INE con ocho mil millones de pesos no presupuestados, pues prácticamente será necesario organizar otra elección el primer domingo de agosto, como establece la Constitución. Pero como el Presidente insistió en realizar la consulta, la solución que propone el senador Monreal es muy simple: modificar la Constitución para que la consulta se realice el mismo día de la elección del 6 de junio. Después de todo, es más fácil reabrir un agrio debate con la oposición, que decirle al Presidente que su consulta no tiene sentido y que es mejor no realizarla.

El problema es que el Presidente no quiere ver pasar el proceso electoral sin ser candidato y tener una boleta de consulta para hacerse presente. En un año como 2021 es mejor ser candidato, que gobernar contra la persistente pandemia, la inseguridad y la crisis económica. Por eso, el Legislativo quiere ayudarlo.

Por su parte, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, inopinadamente circula un borrador de sentencia en el que buscaba suspender el proceso de elección de la dirigencia de Morena, responsabilizando al INE por hacer lo que el propio Tribunal ordenó.

Acto seguido, el Presidente se despoja de su investidura y emite un fuerte regaño a sus correligionarios por su incapacidad para ponerse de acuerdo. Al mismo tiempo, las diferencias en Morena se incrementan, el Tribunal sesiona, elimina el borrador de sentencia que suspendía la elección de la dirigencia y vota por unanimidad por que el INE concluya sus actividades.

Mientras tanto, la Cámara de Diputados protagonizó un airado debate para eliminar 109 fideicomisos, respaldados por la mañanera presidencial, a pesar de múltiples expresiones de protesta, incluso de aliados de Morena. El debate continuará en el Senado, bajo lo que ordene el Presidente.

El Poder Ejecutivo tiene un peso relevante en la conducción del país, pero los poderes de la Unión deben actuar transparentemente y con independencia para cumplir cabalmente su misión, basados en argumentos incluyentes, no en consignas de ningún tipo, vengan de quien vengan.

POR ARTURO SÁNCHEZ
DECANO ASOCIADO DE LA ESCUELA DE GOBIERNO Y TRANSFORMACIÓN PÚBLICA
TECNOLÓGICO DE MONTERREY
@ARTUROSANCHEZG


Compartir