LÍNEA 12 DEL METRO

PAN pide que el proyecto de rehabilitación de la Línea 12 del Metro esté avalada por un notario

El colapso de la estructura entre las estaciones Olivos y Tezonco, dejó un saldo de 26 personas fallecidas y más de 80 heridos

NACIONAL

·
Metro Olivos de la CDMX. Foto: Archivo / CUARTOSCURO

El presidente del PAN en la Ciudad de México, Ernesto Sánchez  planteó a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, someter a notario público el proyecto de rehabilitación de la Línea 12 del Metro.  

Lo anterior, tras el colapso de la estructura entre las estaciones Olivos y Tezonco, que dejó un saldo de 26 personas fallecidas  y más de 80 heridos.  

“Sólo así podríamos darle credibilidad al trabajo de la 4T para la reparación del hueco que dejo en Olivos; presentar a estas alturas el proyecto no nos satisface sino hay respaldo notarial para que la gente confié”, expuso.  

Advirtió que el PAN no olvida que hasta hoy no hay detenidos ni imputados por el desplome, por lo que aprovecho para volver a exigir a la fiscal general de la capital,  Ernestina Godoy, dar claridad ante la opinión pública sobre los avances de la investigación. 

Agregó que las víctimas no están satisfechas del trabajo de la FGJCDMX ni de peritajes “carnales”.  

Aclaró que mientras el Gobierno contrate a empresas para investigar lo sucedido, seguirá en dilema de qué paso en realidad. 

“El peritaje que vale es el que ofrece la Fiscalía y ese está oculto. No queremos ser mal pensados que se trabaja en un documento final con filtro de Morena”, dijo.   

Por ello, expuso que es importante que la ciudadanía exija cuentas a la autoridad; que no le tema al Gobierno y se acerquen al PAN para que su voz sea empoderada porque con la Línea 12 hay un “tortuguismo”.  

Dijo que no sólo tras el colapso, sino también está pendiente conocer qué pasó con la explosión en el Centro de Mando en Delicias, donde el culpable fue una chispa.

 “Y sumarle los choques de trenes, las fallas de escaleras eléctricas y las inundaciones”, resaltó.  

Finalmente abundó que la salida de Florencia Serranía no garantiza la verdad detrás de cada escándalo del Sistema de Transporte Colectivo, porque lo que Guillermo Calderón tiene que dar la cara “por la suciedad que dejo su antecesora”.  

DRV