GRITO DE INDEPENDENCIA

Otro año sin grito presencial; habrá ceremonias virtuales

Sólo cuatro de las 32 entidades del país van a tener actos con asistencia limitada

NACIONAL

·
En la capital de Puebla, preparan dos ceremonias del Grito. Foto: Enfoque

Tendrá que esperar la noche de la patria por lo menos un año más, para tener un festejo “como debe ser”, como ocurría hasta antes de la llegada del coronavirus que ha callado al menos 267 mil 969 voces del coro de mexicanos que, en su grito, resume el fervor de una nación: ¡Viva México!

Habrá que esperar para que miles de personas vuelvan a las plazas principales, en todas las capitales y municipios del país, a participar de la alegría que se expresa en bailes y mariachis; en batallas de espuma y huevos de harina y confeti, con cuetes y toritos; en sombreros de palma y bigotes postizos; en tequila, mezcal, pozoles, tostadas y buñuelos  con miel, en puestos semifijos.

Esta noche, cuando se conmemoran 211 años del inicio de la gesta de Independencia, sólo cuatro de las 32 entidades del país tendrán festejos un poco a la manera tradicional, con grupos musicales y verbena popular.

En Puebla, Sinaloa y Aguascalientes tienen previsto dar el Grito con una asistencia controlada,  envuelta –afirman– en sana distancia, cubrebocas y gel antibacterial. Sólo Campeche alistó una fiesta sin limitar, de manera oficial, el número de personas y anunció un desfile para el día 16.

Tres de los cuatro estados están en semáforo naranja y acumulan 167 mil 295 casos y al menos 18 mil 315 fallecimientos; Sinaloa está en amarillo, con 69 mil 943 contagios y ocho mil 248 decesos.

En las otras 28 entidades, por segundo año consecutivo, optaron por no comprometer la tendencia a la baja en los contagios de la tercera ola y trasladaron al mundo virtual, de redes sociales y televisión oficial, la ceremonia cívica más importante del país.

Esta noche, el tañido de las campanas que rememoran el llamado con el que Miguel Hidalgo, cura de Dolores, Guanajuato, forjó una nación se difundirá en pantallas en los hogares; ahí estará el festejo, que las autoridades han recomendado sea sin aglomeraciones. Tal vez, en 2022 vuelva la algarabía a las calles.

Por Antonio Bautista

PAL