INMUJERES

Feministas reconocen que hay pendientes para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer

A más de 20 años de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, defensoras de los derechos de las mujeres aseguran que hay pendientes en materia económica, legislativa y sexual

NACIONAL

·
Foto: Cuartoscuro

Este martes, durante el 1er Foro Virtual México 20 años caminando juntas: de Beijing a la creación del INMUJERES, activistas y defensoras de los derechos de las mujeres compartieron sus opiniones sobre los avances que se han dado en la vida de las mujeres, así como los retos pendientes.

A más de 25 años de que se realizó la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, en donde el tema central fue la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, la activista Sergia Galván indicó que si bien se han logrado avances en muchas áreas como el acceso al empleo, la participación política, la visibilización de la violencia, en el fortalecimiento de los mecanismos nacionales y en la institucionalidad de las políticas de igualdad y equidad, aún hay mucho por hacer para lograr un verdadero cambio cultural y civilizatorio.

Destacó que en materia de autonomía económica, la demanda se ha enfocado en evitar retrocesos, "para entretener la pobreza de las mujeres", pero no ha habido un avance real en los términos que se propusieron en Beijing. De igual forma, en la agenda de la sexualidad, se avanzó en el reconocimiento de la diversidad sexual, pero como un elemento fundamental para salir de la presión y el control sigue pendiente, y las mujeres de Afganistán lo evidencian. Otros retos son contar con Estados laicos, ya que los derechos de las mujeres se ven amenazados por los "antiderechos" y las iglesias, la transversalidad de género y la agenda racial.

Sin embargo, reconoció que se ha visto un gran avance en las redes de mujeres, que han mejorado su capacidad de incidencia en las agendas regionales y globales, y en la interlocución con los organismos internacionales que tienen que ver con esas agendas.

Por su parte, Morena Herrera, también feminista y activista defensora de derechos humanos, aseguró que uno los avances más significativos es el deseo de tener una vida en igualdad, más allá de los cambios institucionales.

"Uno de los cambios más importantes de ese proceso que se ha extendido en las mujeres es el deseo de no seguir viviendo la vida de desigualdad y subordinación".

Sin embargo, eso no se corresponde en Centroamérica con los cambios institucionales y políticos, ya que en esa región no se ha logrado que los institutos o ministerios de la mujer tengan una perspectiva de Estado, siguen siendo sujetos a los vaivenes de cada gobierno.

De acuerdo con Herrera no se podrá tener una América Latina donde las mujeres avancen en la libertad, mientras haya países donde las feministas son criminalizadas y perseguidas por atreverse a decir que quieren vidas diferentes. En ese sentido, señaló que "México puede ser un país que contribuya a esta subregión".

Finalmente, Ingrid Gómez Saracíbar, titular de la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México, dijo que el reto cuando se convirtieron en secretaría es cómo acelerar pasos en temas de paridad y generar políticas públicas que atienda la violencia de género.

Destacó que se ha logrado una cultura institucional con una perspectiva de género, derechos humanos y de no discriminación.