Adultos mayores llegan safe a inocularse de último minuto en GAM

Pedro Bárcenas supo que ayer era el último día de la jornada de vacunación

Adultos mayores llegan safe a inocularse de último minuto en GAM
Así ha lucido el centro de vacunación en la alcaldía Gustavo A. Madero. Foto: Reuters

Pedro Bárcenas se enteró hasta ayer de la vacunación contra COVID-19 para adultos mayores en la alcaldía Gustavo A. Madero, así que llegó al filo del cierre, a las cuatro de la tarde, al macrocentro de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del IPN.

“Tomé un taxi porque si no, no alcanzaba a llegar”, confesó el hombre de 79 años, quien fue una de las últimas personas vacunadas durante el último día de aplicación de primeras dosis tanto en Iztapalapa y GAM, en la Ciudad de México.

Al corte más reciente de ayer por la noche, se habían vacunado con al menos una dosis a 1.35, de un total estimado de 1.6 millones de adultos mayores, equivalente a 83 por ciento de avance, según datos del gobierno capitalino.

“Pensé que me iba a quedar sin vacuna”, comentó Gloria Fragoso, quien también alcanzó a ser inmunizada al término de la jornada.

A diferencia de lo ocurrido durante el primer día, ayer la mayoría de los 15 macrocentros en las alcaldías Iztapalapa y GAM operó sin filas, y la atención fue fluida, de 30 a 40 minutos.

Luego del caso en el que una voluntaria del IPN fue retirada por usar una jeringa vacía para vacunar, personal del IMSS que opera el macrocentro de la ENCB reforzó la supervisión de todo el proceso y
de la labor de los trabajadores sanitarios.

La vigilancia empieza desde los congeladores, donde se lleva un registro de los viales o frascos que entran y salen, incluso de aquellos que ya fueron usados y están vacíos. En las mesas de vacunación, se mostraba a los adultos mayores tanto los viales, el proceso de llenado como las jeringas ya cargadas antes de ser inmunizados.

Por Gerardo Suárez

maaz


Compartir