INCENDIO FORESTAL

Motociclistas habrían sido los culpables de reiniciar incendio forestal en NL

Protección Civil reportó que una sección del incendio que se encontraba ya fría se volvió a prender, por lo que al investigar se encontró que unos motociclistas habrían estado en la zona

NACIONAL

·
Las autoridades ya buscan a los responsables de haber reactivado el incendio en el municipio. Foto: Especial

Según las primeras investigaciones, un grupo de motociclistas serían los culpables de haber reiniciado un incendio forestal que ya había sido controlado en el municipio de Dr. Arroyo, en Nuevo León.

Protección Civil del estado reportó que una sección del incendio que se encontraba ya fría y en vigilancia se volvió a prender, por lo que al indagar se encontró que un grupo de motociclistas habían estado en la zona horas antes.

“Al indagar con pobladores, mencionaron que durante la noche visualizaron a personas a bordo de motocicletas bajando de la zona del incendio. Indican que no pertenecen a los ejidos cercanos.

"Se presume que las personas iniciaron el fuego de manera intencional en la zona que ya había sido resguardada”, alertó el cuerpo de auxilio estatal.

Por lo que adelantaron que ya se presentó una denuncia y alerta a la Secretaría de Seguridad Pública del municipio para su investigación.

Por otro lado, Protección Civil reportó que en el incendio forestal en el municipio de Rayones, un grupo de combatientes quedaron atrapados; ante los repentinos vientos y altas temperaturas 11 brigadistas que realizaban labores quedaron atrapados entre el incendio forestal y el humo.

Esto ante los repentinos vientos y altas temperaturas, por lo que solicitaron apoyo a un helicóptero que realizaba labores de combate, que hizo la extracción de los combatientes.

La autoridad reveló que no se reportaron lesionados, solo un elemento que sufrió síntomas de intoxicación por el denso humo que generó la actividad del incendio.

Por lo que fue atendido en el centro de Salud del municipio de Rayones, donde recibió apoyo con oxigenoterapia y monitoreo de signos vitales.

Por Daniela García

hmm