MÉXICO

Por cambio climático, cambian fechas de siembras en México

Cultivos de temporal modificaron sus periodos debido al aumento en el número de huracanes y la sequía extrema

NACIONAL

·
Cultivos de temporal modificaron sus periodos debido al aumento en el número de huracanes y la sequía extrema. Foto: Especial

En México, 74 por ciento de la superficie agrícola se siembra en condiciones de temporal, lo que quiere decir que depende del clima para subsistir, una situación que se complica con el cambio climático, un mal que ha dejado grandes pérdidas a causa del aumento en los huracanes y la sequía extrema.

Ante este panorama, diversos grupos de agricultores, entre ellos la corporación Dekalb, han cambiado la fecha de siembra para el sorgo y el maíz, de noviembre a octubre de este año, para aprovechar la luz solar a la par de las lluvias de la temporada otoñal y evitar que sus cultivos se congelen en el invierno.

“Las fechas de siembra cambian para ofrecer las mejores condiciones climáticas a los agricultores al momento de sembrar. La fecha óptima varía entre cada cultivo y cada región porque ya no tenemos las mismas condiciones que hace 20 o 10 años”, indicó Ramón Acín, miembro de Dekalb.

No obstante, mientras algunos productores han optado por adaptarse al temporal, que cada vez es más incierto, algunos otros, como Ricardo Gómez, de Tlaxcala, cambió 50 años de cultivar maíz por el ajo italiano, siembra que le da mayor rendimiento, pues no sólo depende del clima, sino que puede regar y no genera plaga.

“Sí, siento feo, porque al final es una herencia que me dejó mi padre y es una herencia de nuestra cultura, pero si sigo sembrando maíz, no voy a tener patrimonio para dejarle a mis hijos, cada vez es más difícil seguir con el maíz y se pierde la mitad de la cosecha”, explicó.

Dicha situación no sólo afectó a la siembra de alimentos, sino también a las flores, principalmente en esta temporada de venta de cempasúchil, prueba de ello fue que, en Michoacán, donde la larga duración de la temporada de lluvias y la llegada de huracanes provocó un perjuicio para los productores, pues aseguraron que con el agua de más las flores abiertas se comienzan a pudrir y aquellas que no han floreado, simplemente se ahogan.

La situación irregular hizo que algunos cultivos sufrieran afectaciones o incluso se malograron, lo que llevó a algunos campesinos con más de 15 años de experiencia a decidir sembrar maíz y otro tipo de alimentos, acompañados de flores en menor cantidad. Josefina Munguía, de la Universidad Autónoma de Guerrero, recalcó que la agricultura en México es, en su mayoría, una práctica de prueba y error, algo que debe cambiar para evitar la pérdida de cultivos.

Con información de Paola Mendoza

MAAZ