EDOMEX

Lanzan proyecto de protección del Parque Nacional Bosque de los Remedios

Sin embargo, ambientalistas, vecinos y regidores, solicitaron a las autoridades municipales, estatales y federales, detener una invasión de inmuebles que se lleva a cabo en la zona natural protegida del cerro del Mazapán

NACIONAL

·
PLAGA URBANA. La imparable invasión de casas ha destruido la flora y fauna del bosque naucalpense. Foto: Especial

El proyecto de rescate y ampliación del Parque Nacional Bosque de los Remedios, por parte del gobierno federal, permitiría conservar el área natural protegida, que actualmente se reduce a 80 hectáreas, es decir, 20 por ciento de las 400 hectáreas originales, y evitar que continúen las invasiones de casas e inmuebles, señalaron autoridades y ambientalistas del municipio.

La propuesta presentada ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), para incluirla como parte del Programa de Mejoramiento Urbano, contempla la ampliación de la superficie del parque hasta la Universidad Naucalpense y la creación de una ruta de visita turística.

Sin embargo, ambientalistas, vecinos y regidores, solicitaron a las autoridades municipales, estatales y federales, detener una invasión de inmuebles que se lleva a cabo en la zona natural protegida del cerro del Mazapán.

La Sedatu informó que la propuesta de intervención será revisada para evaluar sus alcances y posible impacto financiero: “Se necesita tener la suficiencia presupuestal, depende de la Secretaría de Hacienda”.

Laura Barranco, activista e integrante del Comité de Ordenamiento Ecológico de Naucalpan, destacó que se están buscando fuentes de financiamiento para el proyecto.

La alcaldesa Patricia Durán aseguró que el plan, que abarca actividades ecoturísticas como sedentarismo, ciclismo de montaña y áreas de descanso, permitirá conservar uno de los pulmones verdes más importantes del Valle de México. Destacó que para evitar eventuales invasiones se promoverá la apropiación del espacio público y se permitirá apreciar el patrimonio arqueológico e histórico.

Laura Barranco señaló que la invasión actual de casas en el cerro del Mazapán se lleva a cabo en una zona de riesgo, de acuerdo con el Plan de Desarrollo Urbano.

El 2 de septiembre pasado la Propaem (Procuraduría de Protección al Medio Ambiente) colocó sellos de clausura a las obras, pero los vecinos y ambientalistas aseguraron que no se ha dejado de trabajar.

En tanto, el Organismo Municipal de Agua Potable (Oapas) clausuró hace unos días la toma de drenaje en la  construcción, que no cuenta con autorización.

PAL