CONSUMO DE CARNE

Problema culinario: Alertan por ingesta de carne

Su consumo desmedido provoca enfermedades intestinales, así como sobrepeso y obesidad

NACIONAL

·
DATO. Durante 2020, la industria de la carne tuvo un ligero crecimiento en México de 2.9 por ciento. Foto: Cuartoscuro

De ser un país con una dieta basada en verduras, plantas aromáticas y maíz durante la época prehispánica, en 2020 México pasó a ser el sexto consumidor de carne a nivel mundial, con más de 8.8 millones de toneladas de carne adquiridas anualmente, pues el consumo per cápita llegó a los 69 kilogramos al año, de acuerdo con el Consejo Mexicano de la Carne, lo que a su vez aumentó la probabilidad de adquirir enfermedades intestinales frecuentes.

Para Gabriela Galán, de la Unidad de Investigación en Enfermedades Metabólicas, en las últimas décadas el consumo excesivo de calorías y disminución de la actividad física, así como la baja en la ingesta de vitaminas y minerales, asociada al bajo consumo de frutas, verduras, leguminosas y pescado provocó el aumento del sobrepeso y la obesidad en México, además de una continua presencia de enfermedades estomacales, mismas que, para la mayoría, son algo con lo que se debe lidiar de forma cotidiana.

“Para muchos ya es normal que nos duela la panza, pero con este panorama y de continuar con esta tendencia, México enfrentará desafíos económicos y sociales aún mayores, puesto que las enfermedades crónicas causadas por una inadecuada alimentación implicarán una mayor pérdida de capital humano”, indicó.

Y es que mientras que aún hay regiones que mantienen su dieta casi vegetariana en las sierras de Oaxaca, Chiapas y Michoacán, en las grandes urbes como la CDMX, Monterrey, Puebla, Guanajuato y Edomex se consumen cada vez más alimentos procesados, que los ponen en la lista de los más afectados por enfermedades estomacales.

De acuerdo con Ulises Rodríguez, gastroenterólogo, la industria farmacéutica es la más beneficiada por este tipo de costumbres; sin embargo, insistió que una cura fácil no determina una buena salud a largo plazo.

“Hay que tener cuidado con los procesos de la carne y más cuando al sentirnos mal optamos por tomar sal de uvas o similares porque puede que alivie el malestar, pero no va a erradicar el problema”, detalló.

CAR