EDOS

Aumenta cáncer de mama en veinteañeras

Mal se agrava en las jóvenes, pues se detecta tarde porque no espera en esta edad

NACIONAL

·
EXÁMENES. Es aconsejable que las mujeres acudan a una cita médica cada 12 meses, después de cumplir 25 años. Foto: Especial

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), consideran la edad mayor de 40 años como uno de los factores de alerta para el cáncer de mama. No obstante, la falta de prevención contra la enfermedad llevó no sólo a aumentar las tasas de muerte e infección por dicho padecimiento, sino también hace a las jóvenes más vulnerables a este mal.

Prueba de ello es que mientras que de los 23 mil casos que se detectaron en 2016, 15 por ciento corresponden a menores de 40 años, en 2020, el número aumentó, pues de 29 mil casos detectados, 17 por ciento correspondió a mujeres de hasta 39 años, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

En ese mismo año se registró que por cada 100 mil mujeres de 20 años hubo 35.24 casos nuevos de cáncer de mama, mientras que, en todos los rangos de edad, se reportaron 29 mil 929 casos nuevos y siete mil 931 fallecimientos secundarios al cáncer de mama, siendo el más grave el cáncer de mama triple negativo, de tipo in situ, que puede erradicarse con quimioterapias, que, a la larga, puede afectar la calidad de vida de la paciente.

En las veinteañeras esta enfermedad se agrava porque se detecta en etapas más avanzadas, precisamente por el hecho de que no se piensa que el cáncer puede presentarse en esa edad, dijo Cynthia Villarreal, directora de Oncología Médica del Centro de Cáncer de Mama del Tec de Monterrey.

“Desgraciadamente, para ellas el pronóstico es peor que en la adulta de 50 o 60 años en adelante, porque el tejido mamario está creciendo más rápidamente, puede modificarse y tener mutaciones, por eso es importante checarse a edad temprana”, indicó.

Además, señaló que, en caso de someterse a una operación, estas mujeres son las que más sufren debido al aspecto físico y la extirpación de las mamas, pues en muchos casos interfiere con sus planes de vida, como la lactancia, en caso de resultar embarazadas.

PAL