EDOS

Triunfa apoyo visual contra cáncer de mama para una detección temprana

Aprovechan videos e infografías para impulsar la autoexploración, algo que hace 5 años era imposible

NACIONAL

·
INFORMACIÓN. Por medio de campañas, redes sociales y medios de difusión se orienta a la población para que pueda identificar oportunamente el padecimiento. Foto: Especial

Desde hace más de 26 años, la mastografía se convirtió en uno de los métodos más utilizados a nivel mundial para detectar el cáncer de mamá. No obstante, los altos costos del método le dieron lugar a la autoexploración como el procedimiento más eficaz para detectar alguna anomalía en el seno.

Sin embargo, dicha práctica no tuvo un gran impacto en las mujeres mexicanas, quienes al no saber cómo hacer dicho procedimiento en sus hogares, limitaron el ejercicio a los especialistas, tanto así que, en 2020, sólo cuatro de cada 10 mujeres se autoexploraban al menos una vez al mes, de acuerdo con una encuesta elaborada por De la Heras Demotecnia.

“Poco a poco ganamos terreno. Ahora ya vemos infografías y videos del tema, pero hubo un tiempo en el que no. ¿Y cómo va a saber una joven la forma correcta de realizar una autoexploración si no tiene un ejemplo?”, detalló Belinda Cázares, presidenta de la Federación Nacional de Colegios de Médicos.

En la actualidad, las interesadas en practicarse una exploración clínica de las mamas pueden buscar en redes sociales o en internet, donde un sinfín de resultados muestran el procedimiento, algo que hasta hace sólo cinco años era imposible, pues las imágenes para mastografías estaban vetadas en las redes sociales, tanto así que se eliminaban de la página por mostrar un seno de mujer.

El ejemplo más reciente es el movimiento internacional #FreeTheNiple, que protestó contra de la censura que tenían los pezones femeninos en plataformas digitales; en Facebook e Instagram se llegaron a censurar algunas imágenes de autoexploración en 2016.

“Hay un doble discurso moral que impera en nuestra sociedad y ha forzado el uso de recursos creativos que permiten sortear los absurdos obstáculos al momento de efectuar las tan necesarias campañas de detección temprana del cáncer de mama, pero son las mismas mujeres las que se han levantado con los recursos digitales que se ofrecen. Así se hacen las revoluciones ahora, así se pide respeto a la salud y al cuerpo femenino”, insistió la mastóloga, Carola Allemand.

Al respecto, Belinda Cázares recalcó la importancia de la autoexploración y de tener a la mano la forma adecuada de hacerlo, pues cuando el cáncer de mama se detecta en una etapa temprana, la tasa de supervivencia a cinco años puede ser de 99 por ciento, cifra que, sí se atiende en una etapa tardía, baja a 85 por ciento.

No obstante, a pesar de que se recomienda que las mujeres entre 40 y 69 años se realicen la mastografía cada dos años, la cobertura nacional es sólo de 20 por ciento de los casos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, una cifra insuficiente para contribuir con la disminución de la mortalidad, pues las innovaciones se mantienen en zonas grandes como CDMX, Edomex y Veracruz, lo que deja a la autoexploración como casi el único recurso para evitar graves consecuencias.

PAL