SENADO

Senado obliga al INE a aceptar firmas de revocación de mandado en papel

Ricardo Monreal pidió que el Instituto Nacional Electoral no sobrepase las funciones de los legisladores

NACIONAL

·
Senado obliga al INE a aceptar firmas de revocación de mandado en papel (Foto: Cuartoscuro)

El Pleno del Senado avaló un acuerdo de interpretación auténtica para obligar al Instituto Nacional Electoral (INE) a que acepte que las firmas para la petición de la revocación de mandato serán recolectadas en papel, y no solamente a través de dispositivos móviles.

El acuerdo surgió de la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta, con el respaldo de todas las bancadas, ya que se pide directamente al organismo electoral que no sobrepase los límites de los legisladores al interpretar la ley.

"El acuerdo lo que intenta es llamar la atención del INE para que no intente sustituir al Poder Legislativo, sino que debe aplicar estrictamente la norma que creamos al caso concreto", afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila.

El acuerdo que fue enviado al Ejecutivo Federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y remitido al INE, precisa que el Congreso no establece preponderancia sobre los formatos de recolección de firmas para la petición de la revocación de mandato, pero tampoco se establece un régimen de excepción.

Y es que se argumentó que los medios electrónicos y la aplicación móvil que había aprobado el INE para la recolección de firmas ciudadanas son lejanos y la tecnología es de difícil acceso en el país, por lo que algunas comunidades del territorio podrían presentar dificultades para reunir firmas ciudadanas.

Y es que quien solicite una consulta para la revocación de mandato debe reunir al menos 3 por ciento de firmas de mexicanos mayores de 18 años y con credencial de elector vigente, es decir poco más de 2.7 millones de ciudadanos.

El Instituto Nacional Electoral había aprobado la realización de una aplicación móvil para la recolección de firmas, lo cual generó rechazo principalmente por Morena y sus aliados.