EQUIDAD DE GÉNERO

Afecta pandemia salud mental mujeres

Ellas dedican 64% de sus horas a la semana al hogar, mientras que los hombres 24%

83% de las mujeres presenta depresión, frente a 36% de los hombres. Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

Durante un año, Laura Galindo fue trabajadora del hogar en una casa en Polanco, y debido a la pandemia por Covid-19, sus empleadores le pidieron que temporalmente no acudiera, ya que viajaba en transporte público. 

No pudo regresar, pues fue despedida, ahora cuida a sus dos hijos con sus pocos ahorros. 

La mujer de 39 años lleva 60 días con lo que ella califica como ansiedad porque no tiene los recursos para acudir con un psicólogo y tener un diagnóstico real, pero destacó, son constantes los dolores de cabeza y la angustia

Doble carga laboral

Martha Nájera pudo reincorporarse a su trabajo como mesera, y al llegar a casa su carga laboral se duplica con las labores del hogar y el cuidado de su hija de 12 años. 

Ambas son el ejemplo de que la emergencia por Covid-19 aumentó la desigualdad de género. 

La situación psicológica de las mujeres empeoró por factores como el aislamiento social, la violencia de género, el desempleo o malas condiciones laborales, la carga de trabajo por el cuidado del hogar y la falta de acceso a servicios de salud mental

De acuerdo con el diagnóstico Mujer en la economía post-Covid, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), las mujeres dedican el 64% de sus horas a la semana al hogar, mientras que los hombres sólo el 24%, situación que se agudizó por la falta de clases presenciales. 

Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del IMCO, señaló que las mujeres han perdido más su empleo, ya que el 53% labora en el sector de servicios, como restaurantes y hoteles. 

Algunos de los síntomas que pueden indicar necesario un tratamiento o acudir al médico para consulta. Foto: Especial

Mujeres en peores condiciones

El IMCO, con base en datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de septiembre de 2020, del INEGI, destacó que el porcentaje de mujeres en condiciones no óptimas de empleo es mayor desde marzo pasado y la diferencia entre ambos sexos tiene la cifra más alta en agosto, con 11 puntos porcentuales, lo que significa que hay más mujeres que hombres con peores condiciones de trabajo. 

Sobre la posición en el empleo, el IMCO señaló que las trabajadoras propias aumentaron en los meses de crisis, al pasar de 14.5 % en mayo a 22.4% en agosto y a 22.6% en septiembre. 

La tasa de empleadas no remuneradas pasó del 3.1% en abril al 6.4% en septiembre. 

“Pareciera que las mujeres están regresando a trabajar, sí, pero no necesariamente a los empleos que perdieron”, señaló Masse. 

Trastornos por desempleo

Beatriz Cerda de la O, integrante de la Clínica de Género y Sexualidad del Instituto Nacional de Psiquiatría, aseguró que las mujeres presentan ansiedad, tristeza y trastorno por estrés postraumático y por somatización. 

Aimée Vega, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, recordó que se ha propuesto que, ante los problemas en la salud de las mujeres ocasionados por la pérdida de empleo el gobierno federal les asegure el ingreso mínimo vital. 

Síntomas a tomar en cuenta

La OMS ha advertido que las mujeres y las niñas están siendo más propensas a padecer ansiedad y depresión. Recomiendan tener una rutina, minimizar el suministro de noticias y el tiempo frente a las pantallas y, asimismo, aumentar la convivencia familiar sana.

En Estados Unidos, el nivel de depresión de las mujeres trabajadoras ha aumentado 83% desde febrero, frente al 36% de los hombres que trabajan, según Total Brain, una plataforma de autocuidado y autocontrol de la salud mental y el rendimiento cerebral. Mientras tanto, los niveles de ansiedad de las mujeres trabajadoras han aumentado un 52% desde febrero, frente al 29% de sus homólogos masculinos.

Algunos de los síntomas que pueden indicar necesario un tratamiento o acudir al médico para consulta.

La voz de las que emprenden

Según datos del Banco Mundial, en todas las regiones  excepto América del Norte, el porcentaje de las mujeres que accede a servicios financieros para emprender es menor que el de los hombres. Según la OCDE, en su estudio de brechas de género, entre los factores que afectan al emprendimiento femenino en América Latina destacan el acceso a la educación, la disponibilidad de recursos y los prejuicios sociales.

Con la finalidad de cambiar el panorama, la IE University y Dalia Empower llevan a cabo el día de hoy, el Inspiring Women in Business Venture Day. 

Las finalistas tendrán la oportunidad de explicar sus proyectos ante el jurado. El evento  busca apoyar a las nuevas empresas disruptivas y capacitar a las mujeres para crear su negocio.

Por Diana Martínez

Conoce casos de feminicidio en México en Que Nadie Nos Olvide