SALUD INFANTIL

Muerte súbita infantil: Estudio podría descubrir la causa de este síndrome

Muestras de sangre de recién nacidos abrieron la puerta a los científicos para explicar esta afección

MUNDO

·
Científicos alistarían una prueba para detectar el riesgo de muerte súbita infantil
En los 90 se redujeron los casos de muerte súbita infantil gracias a una serie de recomendaciones

Un estudio médico parece haber descubierto la posible causa del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, conocido también como muerte súbita infantil o muerte de cuna (SIDS por sus siglas en inglés).

El SIDS afecta aproximadamente a uno de cada mil nacimientos. Cerca del 20% de esos casos se identifican “con una mutación casual asevera”, un porcentaje similar a la muerte súbita inexplicada en los adultos, explica la comunidad médica.

Por su parte la Clínica Mayo, un centro médico de estudio de Estados Unidos, sospechaba que el SIDS lo causaba un defecto en una parte del cerebro que controla el despertar y la respiración. Se creía que cuando los bebes dejaban de respirar durante el sueño, el defecto evitaría que el infante se sobre saltará o despertará.

Nuevos descubrimientos

Investigadores del Children's Hospital Westmead en Sydney, Australia, confirmaron esa teoría. Analizaron muestras de sangre seca tomadas  a los recién nacidos que murieron de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

Descubrieron que una enzima llamada butirilcolinesterasa (BChE), era más baja en los bebés que morían en comparación con los neonatos vivos. Esta proteína juega un papel vital en la vía de alerta del cerebro, señalaron los investigadores. Una explicación de porque el SIDS ocurre en la noche.

“Este hallazgo representa la posibilidad de identificar a bebés en riesgo de SIDS antes de la muerte y abre nuevas vías para futuras investigaciones”, destacaron los investigadores.

Casos a la baja y se abre la puerta para crear una prueba

De acuerdo a la comunidad pediátrica de los Estados Unidos, la tasa de muertes por SIDS presentó una baja desde la década de los 90. El declive se dio gracias a algunas recomendaciones como la de acostar a los bebés boca arriba, ubicar la cuna cerca de la recámara de los padres, además tener un espacio seguro para dormir a los bebes.

Gracias a estos factores la comunidad médica, ahora se dedican a crear una prueba para identificar qué infantes pueden tener el riesgo de SIDS.

Sigue leyendo:

Salud Infantil:¿Por qué no es bueno darle besos en la boca a los niños?