LATINXS

En Estados Unidos crece debate por Latinxs y su inclusión en la sociedad

Surgida hace una década, la palabra Latinx busca definir a los estadounidenses de origen latino o hispano

MUNDO

·
Surgida hace una década, la palabra Latinx busca definir a los estadounidenses de origen latino o hispano. Foto: Agencias

Surgida hace una década, la palabra Latinx busca definir a los estadounidenses de origen latino o hispano, sobre la idea de que es más inclusivo en términos de raza y más neutral en lo que refiere a género.

Pero hay una idea de que es un término impuesto, y eso no les gusta a muchos latinos, que se resisten a ser definidos así.

En otro sentido, podría ser la señal de cambios en una comunidad de orígenes múltiples, pero en la que cada vez hay más personas nacidas en EU deseosas de una mayor influencia en los asuntos del país.

"Nuestra misión es construir una ola política en la que la comunidad Latinx juegue un papel clave en la transformación de nuestro país", afirmó la organización Latinx Power.

El diputado demócrata, Rubén Gallego, quien preside el Caucus Hispano, anunció que su personal en el Congreso no puede usar el término Latinx en comunicados oficiales.

Según Alex Díaz, consultor en el estado de Nevada, el concepto no se ha popularizado en las comunidades mexicoamericanas de clase trabajadora donde la gente está más preocupada por los empleos y las escuelas, que por la identidad.

De acuerdo con estadísticas, los latinos en EU suman unos 62 millones de personas, de los cuales 45 millones son de origen mexicano.

Los demás son puertorriqueños, cubanos, dominicanos, salvadoreños, guatemaltecos y otros.

Los mexicoestadounidenses y puertorriqueños, a finales de la década de 1960, adoptaron las palabras Chicano o Boricua para describirse a sí mismos y resistirse al "sólo inglés en las escuelas de EU". 

Según una encuesta del Centro de investigación Pew, 23% de los adultos estadounidenses que se identifican a sí mismos como hispanos o latinos han oído el término.

Para algunos, Latinx es más popular entre latinos educados en áreas urbanas, pero no así entre los hispanos de áreas rurales, que no comprenden su propósito y están desconcertados por él, dijo Sisto Abeita, un consultor de Nuevo México.

MAAZ