COVID-19

Covid-19: Periodista de la BBC muere por complicaciones de la vacuna AstraZeneca; así lo revela esta investigación

La cadena de noticias BBC y la forense que examinó a la periodista revelaron que la periodista Lisha Shaw falleció a causa de la vacuna contra el covid-19 de AstraZeneca.

MUNDO

·
La periodista Lisa Shaw murió en mayo pasado. Foto: Chronicle Live

La periodista Lisa Shaw, quien trabajaba para la cadena de noticias BBC, murió el pasado 21 de mayo a los 44 años. Aunque en un principio no se reveló la causa del deceso, una investigación informó este jueves que fue por una hemorragia cerebral ocasionada por la vacuna contra el covid-19 de AstraZeneca.

De acuerdo con la forense Karen Dilks, la comunicadora que laboraba en el programa Radio Newcastle, "Lisa murió por complicaciones tras recibir la vacuna de AstraZeneca". La experta dijo a la BCC que sufrió una muy rara "trombocitopénica trombótica inducida por la vacuna", una afección que conduce al sangrado del cerebro.

Lisa Shaw. Foto: BBC

Todo comenzó con dolores de cabeza

Lisa Shaw recibió su primera dosis de la vacuna el pasado 29 de abril. Días después, exactamente el 13 de mayo, fue hospitalizada de emergencia en el University Hospital of North Durham tras presentar fuertes y constantes dolores de cabeza.

En un comunicado proporcionado por la BCC, el Dr. John Holmes, quien trató a la periodista, contó que ella se quejaba de un "fuerte dolor de cabeza", sumamente punzante en la frente y detrás de los ojos. Al realizarle pruebas encontraron coágulos de sangre en su cerebro.

Inmediatamente, Shaw fue llevada a la la unidad de especialistas en neurología de la Royal Victoria Infirmary (RVI), en Newcastle. Sin embargo, la noche del 16 de mayo, Lisa comentó que "los dolores de cabeza eran peores", además, tenía dificultad para hablar.

Los especialistas se percataron que había sufrido una hemorragia cerebral. Al irse deteriorando poco a poco, a Lisa Shaw le extirparon parte del cráneo para calmar un poco la presión dentro de su cabeza. No obstante, su salud se fue complicando hasta que el 21 de mayo falleció.

Un caso raro

Al neuropatólogo Tuomo Polvikoski, quien examinó a Lisa Shaw después de su fallecimiento, le pareció "sorprendente" que la periodista muriera de coágulos de sangre y hemorragia cerebral dado que tenía un "historial saludable".

Afirmó que "la explicación más probable es que su muerte fue inducida por la vacuna". La forense Karen Dilks agregó que, aunque la trombocitopénica trombótica es una afección rara, está de acuerdo con los resultados de Polvikoski.

"La muerte de nuestra amada Lisa ha dejado un vacío terrible en nuestra familia y en nuestras vidas. Ella realmente fue la esposa, mamá, hija, hermana y amiga más maravillosa", lamentó la familia en un comunicado.