Vacunas contra Covid-19 necesitan acelerar más su producción en el mundo

La crisis sanitaria exige más velocidad para producir antídotos, y se espera que para fines de año haya nueve mil 600 millones de unidades

Vacunas contra Covid-19 necesitan acelerar más su producción en el mundo
CRECE CRISIS. Los bomberos no pudieron llegar inmediatamente al hospital, situado en Bagdad. Foto: AP

Para mediados de abril, los países desarrollados habían adquirido y aplicado más de 80% de las vacunas contra el COVID-19 fabricadas en el mundo, pero eran poco menos de mil millones de dosis.

Son pocas para la demanda actual, también lo es que la velocidad con que fueron desarrolladas no tiene precedentes: un año entre la aparición de la pandemia y la llegada de las primeras vacunas.

La fabricación de antídotos contra la pandemia de coronavirus apenas comienza a acelerarse y se espera que para fines de año haya alcanzado la cifra de 9,600 millones de unidades.

Pero el mundo tiene cerca de ocho mil millones de habitantes. En otras palabras, el planeta produce ahora millones de vacunas, pero necesita miles de millones.

Se espera un incremento en la fabricación de vacunas, con cada vez más países involucrados en su manufactura, como ya ocurre con Argentina, Corea del Sur, Cuba –que ya tiene su propia vacuna en pruebas–, Egipto y México, entre otros.

Pero no es un proceso simple. Según expertos, se requiere poner en juego unos 200 componentes, que van de los insumos biológicos o químicos del propio medicamento hasta requerimientos físicos del proceso de fabricación, incluso viales para envasar dosis necesarias y las jeringas y agujas esterilizadas.

Las patentes de las vacunas en uso pertenecen a un puñado de empresas farmacéuticas privadas o, como en los casos de China, Rusia e Israel, a institutos de investigación con patrocinios estatales.

Se estimaba que de los 362 millones de dosis fabricadas por China, hasta mediados de abril, unos 170 millones fueron enviadas a otros países, gestos políticos de una diplomacia de buena voluntad.

Pero, de acuerdo con las cifras disponibles, habían sido vacunados menos de 200 millones de los alrededor de 1,400 millones de chinos.

India, uno de los mayores fabricantes de vacunas del mundo,  había producido unos 192 millones de dosis, de las cuales 72 millones habían sido enviadas al exterior.

 EU ha fabricado unas 240 millones de vacunas y eventualmente tendrá acceso a poco más de 1,100 millones de dosis compradas. 

Por José Carreño Figueras

avh 


Compartir