USA

"Lloré TANTO": Así de EMOTIVA reaccionó la joven que GRABÓ el asesinato de George Floyd, tras sentencia

Darnella Frazier fue un personaje clave para que el asesinato no quedara impune

FOTO: AFP
Escrito en MUNDO el

Darnella Frazier, una joven de apenas 18 años, vio en mayo pasado morir a George Floyd por un expolicía blanco que lo asfixió al apretar su rodilla contra el cuello del afroamericano por más de 9 minutos. Pasmada, la joven solo atinó a grabar el incidente, un video que le dio la vuelta al mundo y sirvió para que casi un año después, el exagente esté tras las rejas. 

La mujer vivió de cerca todo el desgarrador proceso tras la muerte de Floyd: las protestas, los insultos de extremistas que defendían al policía y el juicio, en donde fue testigo. 

Por ello, el veredicto en donde el exoficial Derek Chauvin fue encontrado culpable fue como un desahogo para Frazier, quien expresó el mar de emociones que sentía en redes sociales.  

“Acabo de llorar tan fuerte. Esta última hora mi corazón latía tan rápido, estaba tan ansioso, la ansiedad volando por las nubes", publicó en Facebok.

"Pero al saber que es culpable de los tres cargos... gracias Dios, gracias, gracias, gracias. ¡George Floyd lo logramos! se ha hecho justicia”, agregó en su publicación que recibió miles de reacciones positivas. 

FOTO: Facebook

Mientras que en otra publicación en su cuenta de Instagram, Darnella indicó que "mi corazón está con la familia de George Floyd. Aunque ninguna cantidad de cargos traerá de vuelta a un ser querido, se hizo justicia y su asesino pagará el precio. Lo hicimos”.

Testigo clave

El 25 de mayo de 2020, Darnella llegó a la tienda Cup Foods con su prima de 9 años. Habían ido a comprar unos snacks pero se encontraron con una escena que estremecería al mundo. Ella grabó el suceso y lo compartió en sus redes. Una revolución contra la brutalidad policial llegaría poco después en todo el país. 

Ella participó como testigo en el juicio contra Derek Chauvin. Cuando subió al estrado dio algunas de las respuestas más conmovedoras del por sí ya emocional caso. “Mi padre es negro. Mi hermano también es negro. Podría haber sido uno de ellos”, indicó.

“He pasado noches enteras pidiéndole perdón una y otra vez a George Floyd por no haber hecho más y no haber interactuado físicamente y no haber salvado su vida”, relató la testigo.

El martes, los miembros del jurado decidieron de forma unánime que Chauvin es culpable de asesinato involuntario en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio involuntario en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

CRS