USA

"Niños hoy, terroristas mañana" Senador republicano va contra políticas migratorias de Biden

El funcionario asegura que Biden debería imitar las estrategias de su antecesor, Donald Trump

MUNDO

·
Protestas por políticas migratorias. Foto: AP

Lindsey Graham, senador por Carolina del Sur, criticó las medidas que Joe Biden ha tomado en cuanto a las políticas migratorias y afirmó que esto podría traer graves consecuencias a Estados Unidos en el futuro próximo. Su declaración ha sido señalizada como una evidente postura anti-migrantes, ya que asegura que los niños que atraviesan la frontera ilegalmente podrían convertirse en "terroristas". 

Graham es un aliado de Donald Trump, quien recientemente proclamó que el actual mandatario había generado un "tsunami" en la frontera con México. El senador complementó la enunciación al decir que los menores de edad que llegan al país sin compañía son una amenaza.

Foto: AP

La noche del martes, el funcionario republicano dijo a Sean Hannity de Fox News: "La gente viene por miles. Y en el verano vendrán cientos de miles". Luego, agregó:

"Es una crisis humanitaria y eventualmente va a ser una crisis de seguridad nacional porque son niños hoy, pero fácilmente podrían ser terroristas mañana". 

Aunque el senador no sustentó su argumento de alguna manera, sí sugirió que Al-Qaeda e Isis podrían aprovechar dicha cuestión para atacar a Estados Unidos en el vigésimo aniversario del atentado del 11 de septiembre

"Y esta inseguridad fronteriza es una excelente manera para que los terroristas entren a nuestro país, solo para mezclarse con nuestro grupo" aseguró. 

Foto: AP

Graham declaró que las estrategias de Biden han incrementado el número de migrantes que llegan a través de la frontera con México, ya que a muchos se les ha permitido quedarse, y que por ende, "lo peor está por venir", pues pronto llegarán familias enteras desde Centroamérica.

Por último, indicó que, aunque para la actual administración resulte vergonzoso y doloroso aceptarlo, las acciones de Trump funcionaron para atender la crisis migratoria, por lo cual deberían imitarse. 

La Casa Blanca ya respondió a las declaraciones. Jen Psaki, secretaria de prensa, afirmó que la situación era desafiante pero no representaba una crisis. Asimismo, indicó que el presidente y su gobierno están enfocados a cambiar el enfoque inhumano que la gestión anterior dio a la inmigración. 

DFC