CUBA

El régimen cubano suprimió de raíz cualquier manifestación pacífica, asegura José Miguel Vivanco

Aseguró que la dictadura movilizó a su fuerza de seguridad y a los grupos de repudio para atacar a cualquiera que se atreva a criticar al régimen

MUNDO

·
Indicó que también hubo periodistas extranjeros a los que de igual forma se les impidió realizar sus cuberturas. Foto: AFP

En julio de 2021, cientos de cubanos tomaron las calles para exigir la renuncia del presidente Miguel Díaz-Canel debido a diversos problemas como la crisis causada por el COVID-19; sin embargo, las autoridades se encargaron de reprimir las protestas de forma violenta. Además, recientemente un grupo de opositores convocaron de nuevo a una marcha pacífica este 15 de noviembre a través de la plataforma cívica Archipiélago, pero nuevamente el gobierno de Cuba emprendió una serie de acciones para evitarlo.

Si bien los opositores pidieron permiso a las autoridades para realizar la protesta, la solicitud fue rechazada ya que la consideran como una "provocación" para desestabilizar a la sociedad e incluso mediante un comunicado, se indicó a los habitantes de la isla que si salían a las calles podrían ser detenidos y juzgados fuertemente, al incurrir en delitos como desobediencia, manifestación ilícita y provocación.

En entrevista con Sergio Sarmiento y Lupita Juárez, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, comentó que lo que sí hubo fue una masiva presencia policial en las calles y en las casas, redoblando la vigilancia en las viviendas de líderes sociales, disidentes, escritores y artistas.

Destacó que todo este despliegue se hizo para impedir a todo precio la magnánima manifestación pacífica. Foto: Ilustrativa

"Lo que hizo el régimen cubano fue suprimir de raíz, radicalmente, cualquier manifestación pacífica y por eso ni siquiera hubo, diría yo, represión. Es un caso muy curioso donde la dictadura moviliza a su gente, a su fuerza de seguridad y también a los llamados grupos de repudio que son ciudadanos afiliados al gobierno que hacen repudios públicos a cualquiera que se atreva a criticar al régimen con el propósito de intimidarlos", explicó.

Destacó que todo este despliegue se hizo para impedir a todo precio la magnánima manifestación pacífica.

Vivanco agregó que hubo detenidos, y esas detenciones pueden durar días, semanas e incluso meses, y repetidas veces, ya que no hay amparo en Cuba, no hay un recurso con el que los ciudadanos puedan defender sus derechos.

Indicó que también hubo casos de periodistas extranjeros, que intentaban cubrir las posibles protestas, a los que se les impidió realizar sus cuberturas.

Finalmente, señaló que tras la manifestación masiva del 11 de julio, que se dio por falta de libertades, represión, problemas de alimentación y económicos, se dio gracias al poco acceso a internet, a través de whatsapp o youtube, ya que el régimen no ha cortado por completo la comunicación por este medio; sin embargo, la represión fue muy dura y muchos continúan detenidos y solo por protestar pacíficamente.

Sigue leyendo:

¿Qué está pasando en Cuba? Así será la protesta más polémica de la isla

Protestas en Cuba: Régimen frena a los opositores

Protestas en Cuba sacuden a gobiernos