ANIMALES

En Nueva Zelanda, buscan frenar los gases de efecto invernadero generados por el ganado

Nueva Zelanda trabaja con bovinos y ovinos 

MUNDO

·
Nueva Zelanda trabaja con bovinos y ovinos. Foto: Agencias

Enclavado en el campo en Nueva Zelanda, un centro de investigación se esfuerza en reducir los gases de efecto invernadero que lanza el ganado a la atmósfera.

Las reses y ovejas son colocadas dos días por sesión en un corral con plexiglás. Los científicos analizan de manera cuidadosa cada eructo y cada flatulencia que emiten en el Centro de Investigación sobre los Gases de Efecto Invernadero de la Agricultura.

Considerado como un líder mundial de la investigación sobre las emisiones del ganado, el centro goza de un financiamiento público de siete millones de dólares anuales.

Según Naciones Unidas, el ganado es responsable de 14.5% de todas las emisiones de gas de efecto invernadero generadas por la actividad humana.

El origen del problema se encuentra en el intestino de los rumiantes, que utilizan microbios para digerir de manera parcial sus alimentos, haciéndolos fermentar en un compartimento de su estómago antes de regurgitarlos para masticarlos.

AFP

MAAZ