4 Juguetes que ayudarán a DESARROLLAR la psicomotricidad de tu BEBÉ

En su proceso de desarrollo sensorial y motriz, los bebés necesitan interactuar con su alrededor, estos juguetes son imprescindibles para ayudarlos en esta etapa

4 Juguetes que ayudarán a DESARROLLAR la psicomotricidad de tu BEBÉ
Foto: Especial

Existen muchos juguetes que pueden ser nuestros aliados en el desarrollo de la estimulación psicomotriz de los bebés. El desarrollo sensorial y motriz de los bebés permitirá que interactúen con el mundo, lo exploren y de este modo desarrollen su inteligencia.

La psicomotricidad se divide en dos: la fina y la gruesa. La fina involucra a los grupos musculares pequeños que permiten la coordinación ojo-mano-boca, es decir, los músculos de las manos, de los ojos y los que se encuentran alrededor de la boca, permitiendo que el bebé vaya logrando actividades como tomar un objeto y manipularlo o llevárselo a la boca.

La psicomotricidad gruesa es la que involucra grupos musculares grandes que permiten el control del tronco cuando el bebé comienza a sentarse, y el desplazamiento, en un principio en el arrastre, posteriormente en el gateo y por último caminando.

4 accesorios que te ayudarán a estimular el desarrollo psicomotriz de tu pequeño

Tapetes: Los tapetes de foami o tela son muy buenos para que el bebé empiece a desarrollar la psicomotricidad gruesa. Es importante que sea una superficie firme, ya que si los dejamos en una superficie blanda como la cama, la fuerza muscular no se desarrollará igual.

Foto: Especial 

Lo ideal es que estén en el piso y en distintas posiciones que dependiendo de la edad del bebé irá tolerando, como estar boca arriba o boca abajo. Los tapetes nos ayudarán a que el bebé no esté directamente en contacto con el piso y que no se vaya a pegar fuerte si pierde el control de la cabeza, ya sea acostado o gateando, pero serán los suficientemente firmes para que logre desarrollar la fuerza.

Rodillos: Son excelentes para ayudar a preparar los músculos para el gateo, además de permitir trabajara la fuerza de la espalda del bebé. Dependiendo de la edad del bebé se utilizan de una u otra manera. En un principio se busca el control del cuello y de los músculos extensores de la columna, las piernas aún no tienen la suficiente fuerza, así que únicamente se busca el apoyo en los antebrazos.

Foto: Especial 

 

Cuando el bebé tiene control del tronco sentado irá fortaleciendo su cadera poco a poco y después sus piernas, es entonces cuando el rodillo se puede utilizar para fomentar el desarrollo en la posición de cuatro puntos. Es importante utilizarlos sobre los tapetes ya que el bebé está desarrollando las reacciones de defensa y podría pegarse en la cara.

Juguetes para empujar y arrastrar: Estos juguetes permitirán que el bebé se sienta atraído a alcanzar el juguete. Y conforme tenga más control logrará empujarlo o arrastrarlo. Debemos facilitarle juguetes u objetos de su interés para que se sienta motivado a moverse y explorarlos.

Foto: Especial 

 

Estructuras para trepar: Hay estructuras de foami como escaleras o diversas formas, que estimularán al bebé en diferentes posiciones para ir desarrollando su fuerza en brazos, piernas y tronco. Al bebé le gustan los retos y conseguir logros, lo mejor que podemos hacer es brindarle objetos firmes, pero que no lo vayan a lastimar mientras logra controlar sus músculos para lograr diversos cambios de posición y posturas.

Foto: Especial 

 


Compartir