San Luis Potosí proyecta su recuperación turística

Juventina Molina Domínguez, directora general de operación turística de San Luis Potosí, nos habla del reto de la recuperación turística ante la pandemia del COVID-19.

San Luis Potosí proyecta su recuperación turística
Juventina Molina Domínguez, habla de los retos a los que se enfrenta el estado para comenzar con la recuperación. Foto: Cortesía

Uno de los estados más vibrantes de la República Mexicana, no sólo por sus espectaculares contrastes naturales, sino por la vasta cultura que alberga, es San Luis Potosí que, durante la pandemia por COVID-19, no pudo más que parar todo tipo de actividad turística y centrarse en la emergencia sanitaria.

A más de un año de la contingencia, su directora general de operación turística, Juventina Molina Domínguez, habla de los retos a los que se enfrenta el estado para comenzar con la recuperación.

Cascada de Tamul. Es el salto de agua más grande del estado, se encuentra en el cañón del río Santa María. Foto: Cortesía 

¿Qué tanto afectó la pandemia por COVID-19 al sector turístico en San Luis Potosí?

Como a muchos otros estados y destinos, desafortunadamente, la pandemia nos golpeó muchísimo, ya que una de nuestras principales actividades es justamente la afluencia turística. Hemos tenido bastantes problemas con el tema económico, ya que el año pasado nos mantuvimos casi totalmente cerrados, sin embargo, vislumbramos oportunidades de crecimiento.

En septiembre del año pasado, hicimos una apertura muy ligera y con muchas restricciones. Decidimos operar a un 30% de nuestra capacidad. Pero, ahora mismo, ya estamos listos, creemos que en estos meses podremos, por fin, ver la luz al final del túnel y empezar con una reactivación muy efectiva y positiva.

¿Están implementando alguna campaña especial o alguna estrategia?

En un principio le apostamos a mantenernos en la mente de la gente, a que no nos olvidaran. Sin embargo, en junio del año pasado presentamos todos los protocolos sanitarios que llevaríamos a cabo en el destino, para que así la gente pudiera comenzar a sentirse cómoda y tuviera ganas de venir a San Luis Potosí; por supuesto tenemos el sello Safe Travels.

Ahora mismo, estamos trabajando con una campaña de reactivación y promoción, para invitar a la gente a que nos visite, también hacemos particular énfasis en el tema de la seguridad y responsabilidad.  Ya que si bien nos da muchísimo gusto que llegue el turismo, es importante que mantengamos en la mente que la pandemia aún existe y todos tenemos que cuidarnos para poder cuidar a los demás.

Jardín Escultórico Edward James. De corriente surrealista, es el único en su tipo en todo el continente. Foto: Cortesía 

Ahora mismo, ¿qué se puede hacer en San Luis Potosí?

Ya están abiertos todos los atractivos del estado. Por ejemplo, todos los parajes naturales, cascadas, cuevas, sótanos, todo eso que atrae a tantos turistas está abierto al 50%, sólo hay que tener presente que los parques cierran a las 18:00hrs. En restaurantes tenemos, también, un aforo de 50% y el horario es hasta las 24 horas. Mientras que en los hoteles se opera a un 70%. Entonces, pueden disfrutar de todos los atractivos, la única limitante es el aforo.

¿Qué tanto cayó el turismo en San Luis Potosí?

Tuvimos una caída drástica. Todavía no tenemos cifras oficiales, pero estamos hablando de que nos mantuvimos con un porcentaje de ocupación hotelera de máximo 22%; esperamos que podamos empezar a ver un repunte pronto.

Horizontes a la vista. "queremos ganar la confianza de los viajeros, que se sientan seguros en san luis potosí". Foto: Cortesía 

¿Cuál es la ocupación hotelera actual?

Andamos en un 44.5%. Tenemos una capacidad de 70% en hoteles, pero sólo 50% en los parques, eso nos limita, ya que, aunque el hospedaje está más alto, dependemos muchísimo de los destinos naturales.

¿Por qué es buena idea visitar San Luis Potosí?

Estamos muy cerca de nuestros principales destinos emisores y también porque les podemos ofrecer una gran diversidad de actividades que van desde el buceo hasta el senderismo en una selva tropical, o la visita a un pueblo fantasma en Real de Catorce.  

Por Miriam Lira

avh 


Compartir