HERALDO KIDS

¡Diviértete! Actividades en familia para detonar la creatividad en 8 pasos

¿Alguna vez se han descubierto imaginado situaciones reales o irreales?

ESTILO DE VIDA

·

Imaginación es una palabra enorme, tan grande como la posibilidad de concebir una idea y saber que puedes llevarla a cabo. Tenemos la facultad de imaginar, de suponer posibilidades.

Gianni Rodari en su libro Gramática de la Fantasía dice: “…la imaginación no es una facultad cualquiera separada de la mente: es la mente misma, en su integridad…”

La imaginación se nutre de las experiencias adquiridas a lo largo de nuestra vida. Desde la infancia en la que aprendimos a familiarizarnos con los sonidos, objetos o personas que estaban a nuestro alrededor, los cuentos escuchados o leídos, los momentos de juego que también producen experiencias en la persona individual o social.  Imaginar puede conducirnos a crear

Hay estímulos que detonan la creatividad, por ejemplo: la libertad de inventar, el diálogo que involucra la escucha activa, el asombro o lo que pueda parecer absurdo, el juego, etc.

¿Qué se podrá obtener de un supuesto y el personaje de algún cuento?

El Heraldo Kids y Lorena Rosales, bibliotecaria y mediadora de lectura de IBBY México traen para ti esta actividad en familia para detonar la creatividad, si lo consideran conveniente podrán realizarla en familia desde lo individual:

1. Tengan listo: papel, lápiz y lápices de colores. El propósito es que cada participante escriba cómo imagina que sería la historia. 

2. Vayamos por una situación cercana, puede ser el encierro por la pandemia.

3. Pensemos en un cuento que sea conocido por quienes realzarán esta actividad. Por ejemplo: Caperucita Roja

4. Podemos comenzar diciendo ¿cómo imaginan que…? ¿cómo imaginan que sería la historia de Caperucita Roja si por la pandemia no pudiera salir de casa para ir a visitar a su abuelita?  ¿cómo se comunicaría con ella?

5. Que lluevan las hipótesis, porque al escucharlas podremos imaginar alternativas y transformar la historia que conocemos. Es importante no descartar las ideas que se propongan, todas representarán la posibilidad de crear un cuento diferente.

6. Una vez que se escucharon las alternativas, cada participante escribirá: ¿cómo sería la historia de Caperucita Roja en la pandemia? ¿qué haría para comunicarse con su abuelita? ¿habría otros personajes en la historia? de ser así ¿Quiénes serían? ¿cómo terminaría la historia?

7. Con los lápices de colores podrán ilustrar su historia

8. Una vez que todos hayan terminado, cada participante leerá en voz alta su creación y mostrará su ilustración.

Podemos imaginar otros finales para los cuentos que nos gustan y para los que no. O bien, escribir historias que hayamos inventado y leerlas a las personas que tenemos cerca. 

Siempre podremos encontrar la forma de crear lo que imaginamos. 

mgm