DÍA DEL DENTISTA

¡Conócelas! Estas son las enfermedades e infecciones bucales más comunes entre los mexicanos

La mayoría de visitas al dentistas son generadas por una amplia variedad de malestares e infecciones bucales que pueden afectar la salud en general sino son tratadas adecuadamente

Existen ciertas enfermedades bucales que son las más comunes al registrar una alta tasa entre la población mexicana. FOTO: ESPECIAL
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Como cada año desde 2014, este 9 de febrero se celebra el Día del Odontólogo, festividad que coincide con el día de Santa Apolonia, considerada patrona de los dentistas; una fecha en la que se reconoce la labor de estos profesionales cuya labor es de vital importancia para la salud de los mexicanos.

Para nadie es un secreto que a más de uno le da miedo ir al dentista, el olor del consultorio o el sonido de los aparatos son las principales causas de este temor, sin embargo, la mayor parte de la culpa la tenemos los pacientes pues no acudimos al dentista sino es hasta que se presenta un malestar fuerte o una emergencia, por ello el dolor al reparar nuestra dentadura es inevitable.

La mayoría de visitas al dentistas son generadas por una amplia variedad de malestares e infecciones bucales que no solo pueden afectar la salud de nuestros dientes y encías, sino que la salud en general si es que no se atiende adecuadamente.

Aunque no todo el mundo las padece, existen ciertas enfermedades bucales que son las más comunes al registrar una alta tasa entre la población mexicana, a continuación te decimos de qué enfermedades se tratan y cómo se pueden tratar, obviamente nada sustituye a un profesional, así que para todos estos malestares la principal recomendación es ir al dentista.

Caries

Le atinaste, el malestar bucal más común entre los mexicanos son las caries, las cuales son resultado del deterioro dental y representan una de las principales causas de la pérdida de dientes, se genera por bacterias como el Streptococcus mutans.

Puedes evitar padecerla llevando una buena alimentación, no abusando de los dulces, golosinas y azúcares, pero sobre todo lavando tus dientes al menos dos veces al día.

Gingivitis

A las caries le sigue la Gingivitis que afecta a poco más de la mitad de la población al menos una vez en su vida, causada por diversas bacterias que generan que las encías reaccionen cuando se instalan en los pliegues generando inflamación e hinchazón, por lo que suelen sangrar.

Generalmente es provocada por las bacterias desarrolladas por la acumulación de la placa y el sarro. Entre el 50 y el 90 % de los adultos presenta gingivitis, afección que, si no se trata, se convierte en periodontitis. 

Del mismo modo que con las caries la higiene dental es fundamental para prevenirla. 

Periodontitis

Como ya se mencionó cuando la Gingivitis avanza y no es tratada debidamente se presenta la Periodontitis comienzan a afectar al hueso, dando pie a la segunda fase de la enfermedad.

Se forman bolsas alrededor de los dientes, que dan paso a la inflamación y a la pérdida de hueso, debido a ello se puede perder los dientes, presta atención a las señales de alarma, como el mal aliento, la recesión de encías, entre otros.

Afortunadamente se puede tratar pero lo mejor es la prevención así que no olvides cepillarte bien los dientes todos los días.

Candidiasis bucal

Un crecimiento excesivo del hongo Candida albicans, de origen natural, es la causa de la candidiasis bucal. Tratamientos médicos como la quimioterapia o la radiación pueden desencadenarse al igual que algunos antibióticos.

Se caracteriza por la formación de placas blancas con aspecto de cuajada sobre la lengua, la cara interna de las mejillas, el paladar y la parte posterior de la boca.

Aftas

Otro de los padecimientos muy comunes son las llagas o aftas, las cuales son lesiones fáciles de identificar por presentar una forma redonda y ser de color blanco. Suelen ser dolorosas y muy molestas pero no representan un riesgo grave para la salud bucal.

Habitualmente aparecen como consecuencia de algún objeto que roza con la mucosa de la boca, este padecimiento no requiere de un tratamiento pues después de dos a tres días desaparece.

Sin embargo, en la farmacia pueden encontrar tratamientos que aceleran su curación pues como se mencionó pese a no ser riesgosa es muy molesto.

SSB