JARDÍN

Conoce cómo hacer una pérgola artesanal para tu jardín de fácil manera

Se aproximan las fiestas de fin de año y tener una pérgola en el jardín es una de las atracciones para celebrar los encuentros con una decoración acorde a la festividad.

ESTILO DE VIDA

·
Foto: Pexels

La decoración del jardín puede quedar de maravillas siempre y cuando nos aboquemos a su cuidado y ornamentación para obtener un resultado final de ensueño.  No solamente dependeremos de la forma en la cual colocamos las plantas y adornos, ya que también existen otras alternativas. En consecuencia, hoy te enseñaremos a potenciar la belleza del parque con una pérgola, una estructura muy fácil de construir. Siguiendo esta línea, te contaremos qué necesitarás para hacer una artesanal y cuáles son las claves a tener en cuenta.

Antes que nada es necesario saber que la pérgola es un plus estético en el jardín y que su decoración debe ir de la mano con las plantas, flores y arbustos que tengamos en el parque. Estas estructuras se destacan por las posibilidades prácticas que ofrecen ya que pueden conformar una sala de estudio o un salón de usos múltiples. Inclusive ahora, en el marco de las fiestas de fin de año, puede ser el punto de reunión y festejo.

La pérgola que vamos a construir deberá estar conformada por materiales firmes, preferentemente hierro y madera, ya que tendrá que soportar un gran peso y, si queremos que resista al paso del tiempo, deberá tener una base sólida constituida por cuatro ejes verticales y algunos horizontales. Mientras que en lo que respecta a la decoración, deberá ser simple y minimalista ya que al hacerla de forma artesanal, mientras más fácil, mejor y más rápido la tendremos lista, embelleciendo el jardín.

Además, otro factor importante a tener en cuenta es la dimensión del jardín para definir las medidas que tendrá la pérgola y la cantidad de materiales que se necesitará para construirla. Una vez seleccionado el material, se deberán aplicar algunas técnicas para potenciar la decoración de la estructura. En consecuencia, si se eligen hierros, habrá que usar antioxidante, o si se opta por madera, habrá que barnizarla. Mientras que, en esta última elección, una excelente lija será la fiel compañera.

Foto: Pexels

Finalmente llegará el momento de armarla y la clave residirá en la colocación de las columnas. Es por ello que deberán estar ajustadas a la tierra y selladas con cemento, a unos cuantos centímetros de profundidad para que la pérgola no se hunda cuando sea colocado el techo. Éste deberá estar perfectamente ajustado, sea de acrílico, chapa o madera,  para evitar tragedias en el jardín.

Foto: Pexels