STEPHANIE SALAS

Stephanie Salas disruta sus 51 años auténtica y sin cargas

Stephanie Salas disfruta su “middle age” con proyectos en cine, música y televisión y sobre todo admirando a sus hijas

ESPECTÁCULOS

·
Stephanie Salas. Foto: Especial

Para brillar y sobresalir no hay una edad límite, al menos esto es lo que opina Stephanie Salas, quien con varios años en el mundo del entretenimiento y formando parte de la Dinastía Pinal, a sus 51 años realiza su primer protagónico en el séptimo arte con la cinta “Los días francos”, ópera prima de Ulises Pérez Mancilla.

“Me encanta tener este rol en este momento, porque me tomé el tiempo para otras cosas que quería hacerlas bien y no estarlas cargando hoy. A lo mejor después de ‘Ave María’ hubiera seguido con más hits, pero hoy vería a mis hijas y quizá no me gustaría lo que encontraría, en cambio me gusta lo que veo. Lo haya hecho bien o mal yo, ellas están increíbles”, contó la actriz.

En la cinta da vida a “Amanda”, una madre soltera que trata de destacar en el mundo de la actuación, pero no encuentra el papel que la satisfaga, las deudas se acumulan y las ausencias con su hijo también, por lo qué no sabe qué camino seguir. Para Salas no fue difícil empatizar con el personaje, porque ella educó sola a sus hijas, Michelle Salas y Camila Valero y sabe lo complicado que es una situación así.

“No es fácil ser madre soltera, porque no es sólo sacar adelante a un hijo sin ayuda, en un mundo donde todo el mundo te juzga y hay poco apoyo, oportunidades y facilidades, también tiene la responsabilidad de realizarse como mujer, porque sin una madre plena no habrá un hijo pleno”, afirmó Salas, quien presentó el largometraje en la edición número 24 del Festival Internacional de Cine de Guanajuato. 

En su caso, está feliz del tiempo que le dedicó a Michelle y Camila, no se arrepiente de los papeles que no tomó, porque actualmente no le suman ni le restan nada, y si está satisfecha de ver a dos jóvenes felices que hasta le compran cosas o la invitan a pasar el tiempo con ellas, platican, se critican y aprenden la una de la otra, porque hay confianza entre las tres. 

Con esta tranquilidad, ahora se enfoca en su carrera no sólo de actriz, sino también de cantante con nuevos temas y ahora también en la cocina. La pandemia le permitió enfocarse en mostrar sus habilidades culinarias en su canal de YouTube y gracias al éxito de estos videos, fue como llegó a MasterChef.

“Mi bisabuela fue la que me enseñó a cocinar y mi papá también, luego me agarré del abuelo Rafael Banquells y mi mamá, de todos les fui aprendiendo algo. Después crecí y la curiosidad me llevó a los mercados para conocer el origen de varios platillos y así llegué al programa por mi gusto a la gastronomía, no por el escándalo y la farándula”, explicó.

Quiere crecer su programa de YouTube y mostrar entrevistas con chefs famosos.

  • Presumió también el protagónico de su mamá Silvia Pasquel, a los 70 años con “El diablo entre las piernas”.
  • En la música está por lanzar un remix de la canción “Superman”: 
  • El 27 de octubre cantará en el Sindicato de Música para homenajear a Lolita de la Colina, autora de “Ave María”.
  • 30 de septiembre estrena la obra “Perfectos desconocidos”.
  • 18 créditos como actriz tiene.

PAL