CINE

María Rojo asegura que el cine la mantiene viva

Mientras no le falle, la actriz María Rojo desea seguir haciendo películas

ESPECTÁCULOS

·
María Rojo. Foto: Especial

Con más de 70 años de carrera como actriz, María Rojo no piensa en el retiro, porque el olor de un set de filmación le cambia la vida y mientras pueda aprenderse sus líneas, seguirá entregándose por completo a cada personaje, como lo ha hecho desde que entró a la actuación a los siete.

“Hay una época en la que te tienes que retirar, pero todavía me aprendo mis papeles y no soy mala actriz. Tengo todos mis dientes, no me he hecho liposucción, no me he arreglado nada... Tengo canas, pero no soy una viejita y mientras no me falle ( la mente), tengo la experiencia. No es que no quiera los papeles que me corresponden, ni me dan miedo”, afirmó la primera actriz en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, donde fue homenajeada por su trayectoria.

María comenzó su carrera en teatro, pero le tiene un gran amor al séptimo arte, para ella ningún papel es pequeño, no importa si sólo sale un par de escenas, porque asegura que ésta disciplina la ha salvado, incluso de la depresión que vivió cuando estuvo en la política y donde también trabajó en pro de la industria.

Bajo su mando en la Comisión de Cultura logró sacar la reforma a la Ley Cinematográfica 226, que hoy ya no existe y que le tomó tres años de su vida lograrla, por eso ahora entiende el difícil trabajo que tiene María Novaro, directora del IMCINE, porque la política cultural no es una prioridad.

“La tecnología avanza y la ley ya no sirve, se debe revisar cada dos años, ahorita lo del streaming es otra forma de hacer cine, y se harán cosas importantísimas en la industria mexicana”, comentó, porque ve en las plataformas una manera distinta de contar las historias.

El cine la sigue salvando, hasta de la pandemia, porque debido a este reconocimiento que tuvo en el GIFF (por sus siglas en inglés) pudo alejarse de las labores del hogar que llevaba desempeñando en los últimos meses y ahora espera el estreno de Amor perdido que hizo con Héctor Bonilla y que la historia le recuerda el clásico de 1979, en donde también compartieron créditos.

PAL