JASON STATHAM

Jason Statham: Conoce su pasado como clavadista olímpico

El actor participó en dos justas olímpicas, estuvo en el ejército y fue modelo antes de convertirse en una de las principales figuras de acción de Hollywood

El actor Jason Statham lleva una rutina intensa para mantener un físico envidiable. Foto: Especial
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Jason Statham destacó en el cine desde 1998, cuando Guy Ritchie lo incorporó a aclamada película Lock, Stock and Two Smoking Barrels, y desde entonces ha protagonizado una serie de filmes que lo han llevado a posicionarse como uno de los mejores actores de acción, pero antes de brillar en Hollywood, el británico tuvo una importante participación en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y Barcelona 1992.

Statham siempre destacó en los deportes desde que tenía 11 años, incluso desde la secundaria hasta el bachillerato formó parte de su equipo de futbol, en donde fue reconocido por su habilidad con el balón. Sin embargo, optó por incursionar en los clavados.

Durante 12 años se dedicó a los clavados. Foto: Captura de video

A los 21 años tuvo su primera participación en unos Juegos Olímpicos, al lograr representar a su país en Seúl 88, sin embargo, el equipo no logró destacar. De nueva cuenta volvió a asistir a una Olimpiadas, en Barcelona 92, en donde tampoco hubo suerte, pues nadie de la escuadra logró hacerse de una medalla. 

Sin embargo, hay un video de la participación de Statham en una competencia de clavados en Auckland, Nueva Zelanda, en la que al parecer no estaba en su mejor momento, ya que las calificaciones resultaron terribles y se veía que no era muy "pulcro" para entrar al agua. 

Dedicó casi 12 años de su vida a los saltos ornamentales y lamentablemente no logró destacar, pero más allá de las burlas, el actor es admirado por su esfuerzo y los logros obtenidos en los clavados, ya que no todos pueden decir que lograron competir con los mejores atletas del mundo.

Cambio de rumbo

Después de su etapa deportiva, se enlistó en el Ejército británico en el regimiento de paracaidistas, debido a que no quería seguir los pasos de su padre, quien tenía un mercado local en ShirebrookDerbyshire, provincia en la que vivió su infancia. A pesar de que estuvo en la milicia algunos años, decidió salirse, porque tenía otras ambiciones.

Gracias a los clavados y al ejército, Statham logró obtener un físico envidiable, pues estaba acostumbrado a ejercitarse y entrenar todos los días. Por suerte, un agente de modas lo descubrió y lo invitó a participar con marcas como Tommy Hilfiger, lo que le abrió las puertas para incursionar en el mundo de la actuación.

Tras haber sido descubierto por Guy Ritchie en 1998, Statham ha tenido una carrera prolífica en el cine, pues ha protagonizado y participado en más de 40 películas, aunque el filme que le dio reconocimiento a nivel mundial fue El Transportador (The Transporter) en el 2002.

A sus 56 años, recientemente estrenó en cines Justicia implacable (Wrath of Man), que también fue dirigida por Guy Ritchie, y de acuerdo con las críticas es un filme de acción que mantendrá al público al borde del asiento, pues la narración muestra tres perspectivas que al final se enlazan y llevan a una conclusión que sorprende.  

hmm