María Félix: Ésta PETICIÓN de El Indio Fernández la hizo leyenda

La actriz protagoniza una de las escenas mejor calificadas en el cine nacional; éste es el secreto de su éxito

María Félix: Ésta PETICIÓN de El Indio Fernández la hizo leyenda
SE VOLVIÓ LEYENDA. La actriz logró la maestría en su expresión

María Félix es una de los referentes más grandes de la industria cinematográfica. Sus escenas en la pantalla son tan variadas como memorables; sin embargo, una de ellas sigue siendo tema de discusión en las escuelas de comunicación y arte como parte fundamental de la época del cine de oro mexicano.

Se trata de una secuencia de la película "Enamorada", la cual fue estrenada en 1946 bajo la dirección de Emilio "El Indio" Fernández y fotografiada por otra leyenda: Gabriel Figueroa. 

Esta cinta fue la primera en la que el realizador y la actriz trabajaban juntos, significó también su primer Premio Ariel y la doceava ocasión que la intérprete se colocaba frente a las cámaras

¿Qué escena inmortalizó a María Félix?

Enamorada narra la historia de Beatriz Peñafiel, la hija de un hombre de dinero que está a punto de casarse. Días antes de que su prometido vaya a comprar el vestido para la ceremonia, un revolucionario llamado Juan Reyes, interpretado por Pedro Armendáriz, llega al pueblo. 

Durante la ocupación de este lugar, Juan demuestra no ser solamente un militar duro, sino que sobresale de los demás por tener un espíritu sensible. Este carácter lo lleva a enamorarse del personaje al que encarna Félix

Debido al amor que siente, el revolucionario decide confesarle lo que siente a la mujer, por lo que acude debajo de su balcón para entonar la canción "La Malagueña" junto al grupo Trío Calaveras

¿Qué hizo la actriz para tener esa apariencia?

Las tomas elegidas por Fernández y Figueroa se centran en algunas imágenes con el protagonista visto desde el balcón, otras más del grupo y muchas de los ojos de María Félix

En ellas se pueden ver varios close up de la mirada de la intérprete que dijo más en esa cinta con la vista que con las palabras. Para muchos expertos, "La Doña" mostró al mismo tiempo la ambigüedad de una mujer que podría caer rendida por el amor de un hombre y a la vez la inquebrantable voluntad para no dejarle las cosas fáciles aunque la vida le costara eso. 

Para lograr la toma, Emilio "El Indio" Fernández pidió a la protagonista lavarse continuamente los globos oculares con té o una esencia de manzanilla. Pese a lo peculiar de la instrucción, la actriz cumplió cabalmente con lo solicitado. 

Al final, el resultado fue  que los ojos de la actriz se vieran más cristalinos que lo habitual. 

El resultado quedó en que esta cinta entrara dentro de las indispensables en la lista de las 100 mejores películas mexicanas de todos los tiempos y además fuera incluida como parte importante de la época de oro del cine mexicano. Tanto fue su éxito que fue propuesta para competir por la Palma de Oro en Cannes y hasta se hizo una versión en Estados Unidos con Pedro Armendáriz, pero la cual fracasó. 

GDM


Compartir