La insólita muerte de Javier Solís por beber un vaso de agua

¿Qué tan cierto es que el cantante mexicano Javier Solís murió por beber un vaso de agua? Entérate

La insólita muerte de Javier Solís por beber un vaso de agua
La insólita muerte de Javier Solís por beber un vaso de agua. Foto: Especial

El cantante mexicano Javier Solís mejor conocido como “La voz de terciopelo o “El rey del bolero ranchero” murió el 19 de abril de 1966 con solo 34 años de edad, en el Hospital Santa Elena, ubicado en la Colonia Roma de la Ciudad de México. Se sabe que una semana antes morir, en este mismo hospital había sido sometido a una cirugía de vesícula biliar.

Le tuvieron que realizar esta cirugía porque había presentado dolores fuertes por tener piedras en la vesícula. Pero no todo fue como se esperaba, pues después de la operación que le hicieron, tuvo diversas complicaciones.

De acuerdo con el acta de defunción, la razón del fallecimiento del cantante Javier Solís, se debió a un paro cardiaco que sufrió a consecuencia del desequilibrio electrolítico producido por la colecistectomía, que es el nombre que se le da a la intervención quirúrgica que se le realizó a Javier Solís, que consiste en extraer una vesicular biliar si esta presenta algún trastorno o enfermedad.

En el colectivo popular, luego de su muerte, comenzaron a surgir mitos y rumores sobre la enfermedad, y sobre todo, de la muerte del cantante. El mito más popular respecto a su muerte, es sin duda, el que dice que un vaso de agua fue el que lo mató. Y este es más que un mito, incluso, hay toda una investigación detrás de esto que lo comprueba.

El escritor, profesor de la UNAM y cineasta, José Felipe Coria, publicó la trilogía “El señor de las sombras: La vida de Javier Solís”. En este libro hace una investigación de la vida de este ícono mexicano, pero lo más importante, investiga sobre la misteriosa e insólita muerte de Solís.

En este libro es donde se evidencia esto. Ya que entrevistó al médico que estuvo a cargo de la cirugía del cantante, quien el día de la muerte, había declarado que “Javier había muerto a causa de una colesistitis, una infección de los canales biliares”. Pero cuando fue entrevistado por Coria dijo que “ocurrió por una descompensación vesicular provocada por el propio Solís al tomar agua, lo que tenía prohibido, que le produjo un deterioro cardiaco irreversible”.

AV


Compartir