SENER

Suspensión y revocación para importar combustibles de IP, frena ingreso de 7.6 billones de pesos

Según los analistas, afectó la suspensión de permisos a privados

ECONOMÍA

·
Según los analistas, afectó la suspensión de permisos a privados. Foto: Especial

La suspensión y eventual revocación de ocho permisos de importación de combustibles de empresas privadas, mantiene frenada la posibilidad de ingresar al país 361 mil millones de litros de hidrocarburos, con un valor de siete billones 600 mil millones de pesos, según datos de la Secretaría de Energía (Sener).

El potencial de importaciones bloqueadas equivale al consumo de gasolinas por 5.2 años. Del total de litros afectados, 43.58 por ciento es a diésel; 28.20 por ciento, a gasolina Magna; 19.41 por ciento, a la Premium; y 8.81 por ciento, a Turbosina. Arturo Carranza, experto del sector energético, explicó que esta decisión provoca incertidumbre en la industria privada y va a afectar al sector transporte, porque es el principal consumidor de diésel para mover mercancías.

“Hay una molestia generalizada por parte de las empresas que tiene que ver con la forma en que la autoridad ha decidido ejecutar estas suspensiones, porque ha sido poco clara al momento de argumentar los motivos de sus decisiones”, indicó.

La lista de permisos suspendidos publicada por la Sener, al 20 de septiembre, detalla que cinco de ellos pertenecen a la empresa Trafigura y los tres restantes a Windstar Energy Resources.

Oscar Ocampo, experto en energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), opinó que la cancelación de permisos atenta contra las aspiraciones de seguridad energética y el abasto de combustibles que tanto defiende el gobierno.

“Tenemos menos de cinco días de almacenamiento de gasolinas, aunado a que no producimos suficiente combustible para atender la demanda interna, a eso se suma que estamos obstaculizando las importaciones, no tiene sentido”, indicó.

Añadió que esto también implica un obstáculo para el crecimiento económico del país.

“Estas acciones implican darse un balazo en el pie en esta etapa de recuperación, en donde México debería estar compitiendo por atraer inversiones y no ahuyentándolas”, agregó.

MAAZ