GENERAL MOTORS

General Motors Silao: Ven avance en sindicalismo

El T-MEC sienta las bases para mejorar derechos laborales

ECONOMÍA

·
Deciden sobre el contrato colectivo.

El nuevo proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo en General Motors Silao, Guanajuato, comenzó el martes y ayer por la noche concluyó la votación.

Derivado de este ejercicio, Jorge Sales Boyoli, socio de Littler, consideró que México está ante el nuevo sindicalismo sustentado en las bases de los acuerdos comerciales, en específico, el T-MEC.

En entrevista para Heraldo Radio y el programa A fuego lento, conducido por Alfredo González Castro e Isaías Robles, el socio de dicha firma dedicada a lo laboral, platicó las implicaciones de este mecanismo sindical.

“Creo que nos tendríamos que ir acostumbrando a estos procesos, donde se acaban las viejas formas de sindicalismo por presiones internacionales, se hacen procesos donde lo laboral queda subordinado al derecho internacional. Se busca privilegiar la democracia sindical”, dijo.

Sales comentó que de este caso de GM en Silao se debe aprender la lección, ya que tiene un proceso de legitimación a través de votos. La primera vez (en abril) no salió del todo bien y se repitió este martes y miércoles por lo que significa.

Además, Sales agregó que está transición comercial tiene bases, y que es un hecho que México se volvió atractivo para la inversión extranjera, con un sindicalismo a modo y salarios bajos. “Un trabajador en México gana 800 por ciento menos que en EU”.

Si México cedió en este sentido en el T-MEC —dijo— fue en el tema de la democracia sindical. “Duele, cala, por presiones internacionales, pero el producto final va a ser mejor para el trabajador. Tenemos que entender y no aferrarnos al pasado.”

Son seis mil 494 trabajadores de la planta los que votaron de manera personal, libre, directa y secreta, si aceptan o rechazan el contrato colectivo de trabajo del sindicato Miguel Trujillo López. Algunos de estos denunciaron irregularidades y estas demandas llegaron al Congreso de EU, donde se utilizó el mecanismo laboral de respuesta rápida para investigar presuntas violaciones a los derechos laborales.

Mientras que Jaime Juárez Jasso, vocal ejecutivo de la junta local de INE en Guanajuato y que es encargado de validar la votación, explicó cómo fue el proceso.

“Lo que observamos es que la documentación la tuvieran en un espacio cerrado, sellado.

También presenciamos la apertura del espacio, la distribución de papelería y hemos estado en las mesas de cada punto de votación durante todo el día”.

Respecto a la actividad durante la votación, Juárez Jasso dijo que fue una votación tranquila, sin mayores contratiempos, “buscamos ceñirnos a las reglas que el propio sindicato ha dado.”

El representante del INE añadió que, como son alrededor de seis mil 500 trabajadores, apenas hasta la noche del martes había votado un turno y medio aproximadamente, con una participación moderada.

Juárez Jasso agregó que desde su papel llevaron un proceso de observación, “el propio sindicato ha dictado las reglas, estamos viendo que se lleven a cabo éstas; al término de la  observación elaboraremos un informe que entregaremos al gobierno.”

El vocal del INE refirió que han hecho visitas previas a la planta y en los diversos pasillos han encontrado la información necesaria para que los trabajadores estén informados.

En tanto, Miguel Ángel Jiménez, especialista del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, apuntó que ese mecanismo de respuesta rápida que se instrumentó en Silao está dando cumplimiento pleno y con presencia de observadores.

Finalmente concluyó que no hay repercusión alguna en el T-MEC, ya que se está cumpliendo con el mandato de la reposición de la votación.

Por Daniel Callejas

dza