INEGI

Alejandro Ramírez: Mejora la imagen de seguridad

La población percibe mejores condiciones para hacer turismo en el país

La sensación de inseguridad en el país disminuyó dos puntos porcentuales. Foto: Especial
Escrito en ECONOMÍA el

La percepción de seguridad en los destinos turísticos mexicanos mejoró en el primer trimestre de 2021, de acuerdo con cifras del Inegi.

El caso más destacado es el de Los Cabos, Baja California Sur, en el primer trimestre de 2021, el destino reportó que 26.2 por ciento de su población percibían inseguridad, en tanto, en el mismo lapso del año pasado el porcentaje llegó a 39.7 por ciento, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del instituto autónomo.

Otro caso destacado es el de Ixtapa-Zihuatanejo, Guerrero, ya que entre enero y marzo de este año la imagen de inseguridad se ubicó en 60.1 por ciento de la población, mientras que un año antes se ubicó en 79.5 por ciento.

Mazatlán, Sinaloa, también reportó un decremento al pasar de 57.6 a 45.1 por ciento.

Incluso Acapulco, en Guerrero, reportó una baja de 81.5 a 79 por ciento en la sensación de inseguridad.

En el caso de Cancún, se aprecia un aumento anual de 0.5 puntos porcentuales, pero respecto a diciembre se observa una mejora de 2 por ciento, al ubicarse en 86.1 puntos porcentuales.

Puerto Vallarta es el único destino que no ha reportado mejoras anuales, ni con respecto al trimestre previo, aunque la calificación de inseguridad dentro de la población del destino se ubicó en 35.5 por ciento, en el primer trimestre de 2021.

Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (Comir), dijo que esta mejora puede utilizarse para bien en la promoción de México y sus playas a nivel nacional e internacional para impulsar la actividad de viajes de placer y de reuniones o congresos.

“No obstante, hay mucho por hacer en seguridad, pues recientemente Estados Unidos actualizó sus alertas con México y otros países. Hay que reconocer también que en el caso de Cancún, aunque hay una mejora, la situación no es apremiante.

“Su percepción mejoró, pero está en niveles muy altos, de 86.1 por ciento, algo debe se hacerse porque es necesario para la reactivación de muchos empleos”, expuso Ramírez.

Por Everardo Martínez

dza