REFORMA ELÉCTRICA

ABM: Reforma eléctrica tendrá repercusiones negativas en la banca

El banquero asegura que fondos de inversión y afores tienen recursos en el sector eléctrico nacional

ABM: Reforma eléctrica tendrá repercusiones negativas en la banca. Foto: Especial
Escrito en ECONOMÍA el

La reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador va a tener repercusiones negativas en la banca, los fondos de inversión y las Afores, los cuales tienen "mucho" dinero canalizado en el sector, consideró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera.

“Los bancos tienen recursos prestados en el sector eléctrico, pero no solo es la banca en México, también la internacional, y más importante que eso, los fondos de inversión nacionales y extranjeros, algunas Afores, eso va a tener repercusiones en la cartera de inversión (de los tres segmentos)”, dijo.

Ante ese escenario, señaló, se ve una tendencia “muy clara” a la judicialización del tema para proteger los negocios que se van a ver afectados con los cambios legislativos.

“Hay mucho dinero ya invertido, mucho, y todos los dueños de esas inversiones van a hacer hasta lo imposible por protegerlas y por buscar que el Estado de Derecho se aplique en nuestro país y, de esa manera, resguardar su capital”, comentó previo a la 84 Convención Bancaria que inicia hoy.

Una vez que eso pase, acotó, vamos a observar el impacto que va a tener en la Reforma que se aprobó. “Vemos complejo los meses siguientes, en el sentido de cómo se va a volver muy litigioso este asunto”.

Impedimos un impacto mayor

En entrevista con El Heraldo de México, Niño de Rivera, quien mañana pasa la estafeta de la presidencia de la ABM a Daniel Becker, director general de Banca Mifel, sostuvo que los programas de apoyo que lanzó el gremio, junto con las autoridades regulatorias, evitaron una crisis mayor.

“Ayudamos a mucha gente a que tuviera suficiente liquidez para las necesidades inmediatas, sobre todo a las personas físicas y pequeñas y medianas empresas que tenían que resolver problemas
de gastos y de falta de ingreso”.

Recordó que al plan de diferimientos de pagos se inscribieron 8.6 millones de clientes, con créditos por 1.1 billones de pesos, es decir, 22 por ciento del financiamiento al sector privado. Posteriormente, a diciembre, se reestructuraron financiamientos de 1.3 millones de usuarios, por 334 mil 253 millones de pesos.

Destacó que tienen 1.4 billones de pesos en cartera listos para prestar. Sin embargo, puntualizó que existen riesgos para la
actividad crediticia.

Uno de ellos es que la economía no se está reactivando a la velocidad que se requiere, lo que se puede traducir en daños adicionales al bolsillo de los mexicanos.

Por Fernando Franco

dgp