CODI

Uso de CoDi resiste y avanza pese a pandemia de covid-19

El Banxico enfrenta aún el reto de extender su utilización como forma de pago para la gente, comercios y banca

ECONOMÍA

·
Miguel Ángel Díaz Díaz, director general de Sistemas de Pagos del Banco de México. Foto: El Heraldo de México

A dos años del lanzamiento del Cobro Digital, mejor conocido como CoDi, el Banco de México (Banxico) aún enfrenta el reto de aumentar su utilización como una forma de pago de la población, comercios y bancos.

Miguel Ángel Díaz Díaz, director general de Sistemas de Pagos e Infraestructuras de Mercados del Banco de México (Banxico), destacó que pese al entorno bastante complicado por la pandemia, su adopción ha sido más acelerada respecto a otros medios de pago lanzados en su momento, como lo fue el SPEI en 2004.

Hasta la fecha, se han registrado en este ecosistema 11 millones de personas y 220 empresas comerciales; un millón 200 mil cuentahabientes han realizado tres millones de operaciones por un valor total de dos mil 500 millones de pesos.

Participan activamente las instituciones BBVA México, con 60 por ciento de las operaciones; Bancoppel, con 17 por ciento; Citibanamex, con 12 por ciento, y el resto con 11 por ciento.

Además de que se suman alrededor de 220 empresas de todos tamaños, entre desarrolladores, supermercados y tiendas departamentales, como Chedraui, La Comer, Soriana, 3B, Sanborns y Liverpool, gracias también al trabajo activo de la Antad.

En entrevista con El Heraldo de México, Díaz destacó que CoDi es un proyecto de mediano y largo plazo al que se le dedicaron recursos de inversión para generar una funcionalidad que permita a todos los mexicanos hacer y recibir pagos electrónicos de manera sencilla, muy eficiente y además, segura.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar CoDi?

Lo que buscó Banxico con el desarrollo de CoDi, y en general de los sistemas de pagos, es tener una plataforma en la que se suban todos los mexicanos para realizar pagos electrónicos, por lo que parecería que el beneficio es directamente para el usuario final.

Sin embargo, es un cambio de paradigma decisivo, que ha encontrado cierta resistencia en algunos, ya que su uso no genera un flujo de ingresos como otros modelos de negocio que cobran una comisión de hasta tres por ciento del monto total de la operación.

Visto desde una perspectiva amplia, el beneficio es para todos, incluidas las instituciones financieras, ya que permite conocer los hábitos de compra y necesidades de sus usuarios, lo que en el tiempo puede abrirles modelos de negocio rentables.

¿Qué es lo que falta por hacer desde su expectativa?

Lograr que más personas conozcan y utilicen CoDi es un área de oportunidad muy importante para el Banco de México, por lo que está planteándose un esquema de comunicación que llegue hasta los usuarios finales y explicarles cómo puede afectar directamente su vida diaria de manera positiva y segura.

Es importante también llegar a aquellas personas que no tienen ningún contacto con el sistema financiero, porque tienen la percepción de que hay un riesgo mayor al hacer sus operaciones en electrónico, ya que CoDi es un sistema que nació con eso en mente, incluir el tema de seguridad, la protección de la gente y de sus recursos.

Finalmente, el director general de Sistemas de Pagos e Infraestructuras de Mercados destacó que CoDi es una puerta de entrada a la inclusión financiera que permite el acceso al sistema financiero a la gente de a pie, en las diferentes comunidades y a todos los niveles socioeconómicos.

Y que CoDi no limita exclusivamente a los bancos, también es una de pago y cobro para las sociedades financieras populares, las sociedades de ahorro y crédito popular, y las nuevas figuras como las Fintech, pues lo relevante no es la figura, sino que se controlen los riesgos relacionados con los servicios que se proveen.

CAR