TOKIO 2020

Carlos Sansores; el todo por el todo en el taekwondo

Carlos Sansores dejó una vida el Caribe en busca de escribir su nombre en la historia del deporte mundial, y en Tokio 2020 vive su debut en Juegos Olímpicos

DEPORTES

·
PRESENCIA. El taekwondoín mexicano cuenta con un amplio currículum. Foto: MEXSPORT

Carlos Sansores no sólo hace su debut en el taekwondo de Juegos Olímpicos; con su presencia, lleva a México al debut en la división de los pesos pesados en este deporte coreano; pero antes de competir en Tokio 2020, debió renunciar a una vida que crecía en el paraíso, pues migró de su natal Chetumal, Quintana Roo a la ajetreada Ciudad de México, para emprender el sueño de brillar en nombre de nuestro país, en la disciplina que, incluso cuando no era oficial, siempre ha dado gloria a nuestro país.

Era el año 2012; María Espinoza estaba por ganar su segunda presea olímpica en los Juegos de Londres, mientras Carlos lanzaba al aire la moneda de su futuro, en espera de que, en sus aventuradas decisiones, el destino ‘cayera’ a su favor.

“Sí, fue bastante difícil, porque, a los 15 años, de vivir en Chetumal, a venir a un lugar tan grande como la Ciudad de México, fue un cambio bastante grande. Hubo un momento en que me quebré porque pensaba que es difícil llevar esto del alto tendimiento, pero se lo agradezco a mis padres; siempre me sacaron adelante, siempre me dieron el aliento para seguir al frente para que trabaje por mis sueños”, compartió Sansores Acevedo.

“Tenía una sabatina que me traje de mi casa y la abrazaba y me decía: ‘¡tengo que aguantar por ellos!’, pero es parte de la vida de un deportista y de cualquier persona que se quiere superar: cuando te surgen oportunidades en otras partes, ni modo, hay que hacerlo”, agregó el taekwondoín.

Tras lágrimas, añoranza y melancolía, en dos años de esfuerzo, determinación, dedicación y disciplina, Carlos ganó su primer podio internacional: plata en el Abierto de Trelleborg y en 2015 se colgó el oro en el Abierto Panamericano de Aguascalientes; el 2019 fue su año más destacado: en su debut en Campeonatos Mundiales ganó plata, al superar al azerí, campeón olímpico y mundial, Dadik Izayev, y al uzbeco, monarca del orbe 2015, Dimitri Shokin; luego ganó bronce en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, y en 2020 conquistó la plaza olímpica; todo en una división desconocida para nuestro país.

“Fue bastante difícil por lo que creía la gente dentro del taekwondo, de que en mucho tiempo no íbamos a ver a un peso pesado como lo llegó a ser Víctor Estrada”.

A pesar de la pandemia de COVID-19, Carlos no desistió de sus entrenamientos, y en el Campeonato Panamericano de Taekwondo ganó bronce; días después oro en el Abierto de México y en su debut olímpico busca también el podio. 

“Vamos con la mentalidad clara, con nuestros objetivos claros y con nuestros sueños bien agarrados porque si lo puedes soñar lo puedes lograr”.

CARLOS ADRIÁN SANSORES ACEVEDO

Fecha de nacimiento: 25 de junio de 1997.

Lugar de nacimiento: Chetumal, Quintana Roo.

Logros: Subcampeón Mundial, bronce en Juegos Panamericanos; dos veces campeón continental.

Más sobre él: Le gustan los libros de Oysho, como El Poder del Amor, y está por convertirse en padre.

  • 6 Sitio que ocupa en el ranking olímpico.

EL DATO

Estudia su gráfica

En su primer combate, el mexicano se enfrenta al serbio medallista europeo Ivan Sapina; luego al ganador entre Cho Mahama, de Reino Unido, y Hongyi Chu (China); posteriormente podría enfrentar al ex campeón mundial Anthony Obame, de Gabón, o al ruso Vladislav Karin; mientras al otro lado de la gráfica se encuentra el monarca del orbe, Rafael Alba, de Cuba.