NFL

Aaron Hernández: De estrella de fútbol americano a un brutal asesino

A&E estrena una miniserie documental sobre la figura de los Patriots, quien conmocionó al deporte mundial

DEPORTES

·
El impactante caso de Aaron Hernandez. Foto: AP

El legado de Aaron Hernandez es incierto. El ex ala cerrada de los Patriots de Nueva Inglaterra protagonizó uno de los más grandes escándalos contemporáneos en la justicia estadounidense. El homicidio de Odin Lloyd determinó el desenlace del icono de la National Football League. 

Establecido como una figura en la organización de Massachussets, continuamente presentó comportamientos irregulares. Vínculos evidentemente negativos, además de múltiples problemas personales, marcaron el carácter de un hombre conflictivo y, aparentemente, violento. 

Una extensa disputa de cuatro años, desde la muerte del ciudadano afroamericano (2013) hasta el suicidio de Hernandez (2017), representó un impacto mediático abrumador. El seguimiento del escalofriante caso se extendió permanentemente alrededor del territorio norteamericano. 

Durante dicho periodo, José Báez, abogado neoyorquino de ascendencia boricua, se consolidó como uno de los máximos elementos alrededor del jugador profesional. El papel del respetado personaje impulsó la defensa de Aaron, quien enfrentó un complicado proceso legal.  

La sangre puertorriqueña en las venas de Báez marcó, indirectamente, el nexo inicial con la superestrella de la NFL. Creció en Miami, sin embargo, la cultura latina, transmitida a través de su madre (quien educó e inculcó principios hogareños), acompañó su niñez en Florida. 

“Antes de él tuve otros grandes casos, fui exitoso y conseguí algunas victorias. Te diré qué cambió en mí después de Aaron, probablemente fue el hecho de que aprendí; pensé que lo sabía todo, pero me di cuenta de que no era así”, apuntó Báez en entrevista con Heraldo Media Group. 

“Lo tomo muy en serio, necesitas ser humilde para hacer este trabajo correctamente. El éxito que había conseguido en el pasado no servía de nada en el caso que tenía enfrente. Intento dar lo mejor, aprendo de esa manera en cada proceso, son experiencias que te hacen crecer”. 

Las incógnitas sobre la personalidad del ala cerrada, su particular estilo de vida, sus traumas de la infancia y sus antecedentes violentos sobresalieron. Asimismo, la sexualidad del ex jugador de la universidad de Florida despertó el interés de personajes involucrados en cuestiones legales.  

La popularidad de Hernandez concentró la atención mediática, los participantes en el desarrollo acapararon los más grandes espacios informativos. Posteriormente, la acusación por doble homicidio representó uno de los momentos más determinantes en la vida de Aaron. 

“El momento más grande para él fue a la mitad del juicio, cuando escuchamos que el fiscal iba a usar su sexualidad en el caso. El gobierno iba a presentar evidencia de que era gay. Según ellos, por alguna razón eso lo hacía enojar, para compensar su molestia mató a dos individuos”. 

A partir de dicho momento, el hombre de 250 libras expuso un semblante distinto. La relación con su esposa, Shayanna Jenkins, y su hija, Avielle Janelle Hernandez, marcaron el rumbo del juicio. En medio del caótico escenario, Aaron posicionó a su familia como su más grande prioridad.  

Sentenciado a cadena perpetua por el homicidio de Odin Lloyd, Hernandez fue declarado inocente por los homicidios de Daniel de Abreu y Safiro Furtado. Durante su exoneración, el antiguo miembro de los Patriots de Nueva Inglaterra derramó lágrimas en la corte de Massachussets.  

“Querían mantenerse juntos a pesar de todo lo negativo, para ellos la familia era lo más importante. En ese punto ya no le importaba el caso, todo giraba alrededor de Shayanna y de su hija. Nunca había visto un enamoramiento tan grande, siempre estuvo a su lado”. 

El suicidio del ex jugador en el Centro Penitenciario Souza Baranowski marcó el final del polémico proceso. No obstante, dicho cierre únicamente incrementó el pesar y la consternación en el ambiente. La tragedia marcó un capítulo gris en la historia de la National Football League. 

A cuatro años de su muerte, Aaron Hernandez es recordado como un personaje incomprendido. La enfermedad en su cerebro (Encefalopatía Traumática Crónica) y su trágica historia de vida permanecen vigentes en la memoria de millones de aficionados alrededor del planeta.  

La empatía por Aaron se ha incrementado con el paso del tiempo. El papel de homicida realmente no representa la imagen de un hombre constantemente afectado. Los secretos revelados tras su deceso han presentado una perspectiva distinta alrededor del atleta estadounidense. 

A partir de la nueva miniserie documental Aaron Hernandez Expuesto, A&E Investiga mostrará la historia real no contada del icono del futbol americano. La entrega, dividida en cuatro capítulos, ofrecerá una mirada detallada de la vida del controvertido ex jugador profesional. 

“Los clientes pueden afectarte. El momento más importante fue cuando terminó (inocencia). Fue un gran alivio, casos como este generan mucho estrés y una gran responsabilidad. No aprendes en las leyes sobre estas experiencia, la vida es quien te las enseña”, sentenció José Báez.

alg

Temas