CÚPULA

Arte emergente: Lucía Oceguera (Sinaloa, 1983)

La artista define su práctica como la manifestación visual de una crisis existencial llevada con optimismo

“STYLE WARS”, 2013. Tríptico de fotos impresas en tela, bordado a mano.
Escrito en CULTURA el

Artista visual con estudios en Ciencias de la Comunicación en el ITESM. Tras obtener su diploma, incursionó en diseño de arte en cine y televisión. En 2012 se recibió con honores de la Maestría en Bellas Artes de Pratt Institute (Nueva York) con especialidad en Nuevas Formas artísticas. Ha hecho residencias en Casa Wabi (Oaxaca), Guadalajara 90210 (Ciudad de México), Slade School of Fine Art (Londres) y Rutgers-Camden Center for the Arts (Estados Unidos). 

Lucía define su práctica como la manifestación visual de una crisis existencial llevada con optimismo. Explora la cotidianidad y por medio de fotografía, intervención, collage, dibujo, bordado, video e instalación, busca burlarse de lo negativo y sustituirlo en configuraciones, donde el humor y la introspección funcionan como herramientas para aligerar el presente. 

Disfruta creer que, por medio de la intervención de imágenes y objetos, puede contradecir clichés y con suerte restaurar la fe respecto al futuro. 

En sus manos, objetos como panfletos de consejos prematrimoniales, merchandising de antidepresivos, figurines prefabricados, modelos en yeso para dibujo, incluso juguetes perdidos, adquieren una renovada existencia material. 

Su producción es susceptible a más de un significado o interpretación, aprovechando la ironía y el humor negro como elementos de aproximación.

Entre las exposiciones individuales de Lucía destacan Black / White & Everything in Between, en Vox Populi Gallery (Filadelfia); Uno Sobre Uno, en Machete Gallery (Ciudad de México); Re - Visitando, en el Museo de Arte (Sinaloa), y El tiempo endurece el ser hasta la piedra, en Fundación Casa Wabi (Ciudad de México).

“STATUS QUO”, 2019. Escultura magnética, cuchara y miniatura del universo invertido. Cortesía del artista.

¿Dónde encuentras tu inspiración?

Mi inspiración radica en la cotidianidad y toma fuerza al atribuirle ciertas cualidades humanas a los objetos que encuentro a mi alrededor. Cuando busco inspirarme, me pongo a revisitar lugares que detonan recuerdos que de alguna manera han moldeado mi manera de percibir la vida. Es en ese espacio y en una atmósfera de constante autocuestionamiento, que comienza mi proceso creativo. 

¿Cómo describirías tu proceso? 

Para mi el proceso creativo es una especie de conclusión de mi diálogo interno. Cuando la idea resuena fuerte, veo hacia afuera con la inquietud de encontrar maneras de traducirla. Abordo esta parte del proceso con mucha apertura en cuanto a técnica y materiales, atribuyéndole a éstos cierta personalidad. Mis piezas favoritas surgen cuando me permito jugar con estos elementos, hasta que sucede algo inesperado. 

¿Cómo definirías lo que haces? 

Busco tender puentes entre dos puntos que imagino antagónicos y dispares, esto a través de generar nuevas imágenes y objetos. 

Redacción

PAL