Bruce Lee: Ésta fue la carrera PROFESIONAL que le permitió alcanzar la PERFECCIÓN en las Artes Marciales | VIDEO

El increíble actor fue una de las figuras del cine de Hollywood más importantes del siglo XX

Bruce Lee: Ésta fue la carrera PROFESIONAL que le permitió alcanzar la PERFECCIÓN en las Artes Marciales | VIDEO
El artista marcial estuvo muy conectado a su educación académica. Foto: Especial

El increíble y gran maestro de artes marciales, actor y personaje anti racista más famoso de Hollywood de origen asiático, además de actor, también fue un reconocido cineasta y escritor, sin embargo, Bruce Lee tenía ciertos defectos; como todo ser humano, que quizá no eran tan congruentes con el pensamiento de las artes marciales. 

En la película "Érase una vez en Hollywood" Quentin Tarantino hizo un retrato sobre Bruce Lee que causó polémica, sin embargo personas cercanas que convivieron con él, aseguran que en realidad era un tipo bastante engreído y presumido al asegurar que sólo una vez en su vida había sido derrotado, además de que también fue maestro de Sharon Tate, quién además era amiga.

Estudios profesionales

Lee nació en San Francisco, a la edad de trece años viajó a Hong Kong para entrenar y practicar de manera tradicional, las artes marciales chinas del Taichí con su padre, y luego el estilo Wing Chun con el maestro Ip Man, a loas 18 años regresaría a Estados Unidos para comenzar sus estudios profesionales.

Fue en la Universidad de Washington que estudió la Licenciatura en Filosofía, carrera que le daría un amplio criterío y pensamiento sobre el saber y la vida, tanto que él mismo afirmaba que todos sus movimientos de pelea eran tan solo un reflejo de sus ideas filosóficas aplicadas como une metáfora. 

Creencias

Su metáfora se basaba en derribar a su contrincante de un solo golpe, luego de sufrir el racismo de la industria cinematográfica, temática que abordó en numerosas ocasiones en sus cintas.

El haber estudiado filosofía, también le permitió tener un criterio mucho más amplio, a pesar de haber estudiado a profundidad las enseñanzas Budistas y el taoísmo, él mismo se definía como ateo. Al ser cuestionado en 1972 si creía en dios, respondería: “Siendo perfectamente franco, la verdad es que no”.

Con información de Revista GQ

avh 


Compartir