LITERATURA

Pesadillas reales como el COVID-19 superan a las historias de ficción, coinciden Salman Rushdie y Javier Cercas

En el marco de la FIL Guadalajara, estos escritores subrayaron que los libros son un refugio durante la pandemia

FOTO: ESPECIAL
Escrito en CULTURA el

Las historias y los libros cambian nuestra visión del mundo y de la realidad. En ocasiones, son los libros los que nos dan refugio de las pesadillas reales como la pandemia mundial de COVID-19. El escritor Salman Rushdie reconoció que a veces la realidad confunde.

“Creo que sí permite a los lectores, a los escritores comunicarse unos con otros y aferrarse a lo que es real, a lo que es el mundo. Vivimos un momento, incluso sin el coronavirus, en que existe una verdadera confusión en cuanto a lo que es real y para mí, hablando tanto como lector y como escritor, la literatura es una forma de controlarlo, y de algún modo una manera de incluso renovar el sentido que tenemos de lo que es real”.

Salman Rushdie ( creador de Los versos satánicos ) y Javier Cercas ( autor de la novela Soldados de Salamina ) compartieron sus ideas en la conferencia “El poder de las historias”, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Coincidieron que con la emergencia sanitaria se vive una época kafkiana que se parece a una pesadilla de la que todos creíamos que saldríamos ilesos.

Rushdie, de origen indo-británico, dijo categórico que nuestra visión del mundo depende de los libros que leemos.

“Todos tenemos un pequeño número de libros que amamos, y esos libros forman parte de nuestra forma de ver el mundo. Nuestra visión del mundo está formada en un grado mayor o menor grado por los libros que amamos”.

Para él, esos autores que le cambiaron la visión del mundo en su juventud fueron Charles Dickens y Thomas Mann, a quienes catalogó como “escritores incluyentes”, que mezclan la realidad con la literatura y un particular sentido del humor.

Por su parte, Javier Cercas detalló que la literatura que trasciende por siglos en ocasiones no llegan a ser best-sellers, ni tampoco en su tiempo eran escritores reconocidos.

“Busqué en la literatura un sustituto de las seguridades y el confort que ofrecía la religión. Era una especie de antídoto contra el desarraigo geográfico y espiritual, aunque estaba en un error, porque las verdades de la literatura son ambiguas, poliédricas, tornasoladas”.

El escritor español reconoció que al leer San Manuel Bueno Mártir, de Miguel de Unamuno, a la edad de 14 años,  se le abrieron los ojos ante un nuevo mundo: el de la literatura. Ese modesto libro le enseñó su profesión.

“Eso esperamos hacer con nuestros lectores, que después de leer un libro nuestro vean las cosas de otra manera. Eso es lo que hace la literatura, no cambiar al mundo, sino cambiar la percepción del mundo de los lectores y obligarlos a hacer que miren el mundo de otra manera”.

Las mejores recomendaciones de libros están en El Podcast Literario