Los relatos personales de Raúl Rodríguez

El autor de El infierno en doce pasos nos platicó su inspiración para escribir un libro que ayuda a muchas personas

“Aborda los claroscuros de la condición humana, de la infinita vocación...".

 

Con el género de novela negra, Raúl Rodríguez, de 43 años, retrata hechos reales vividos por él durante la labor social con grupos vulnerables de diversa índole. Personas que sufrieron situaciones al límite de su ser y que fueron auxiliadas en esos momentos por voluntarios que fueron luz en esa oscuridad. Narrando casos de vivencias dolorosas pero también de catarsis, introspección y superación personal, habla de aquellos que lograron nacer dos veces. El autor mexicano nos llevó de la mano a conocer de cerca su más reciente publicación en esta conversación:

¿De qué trata el libro?

Es una crónica novelada de la labor social que hice durante ocho años con reclusos, enfermos terminales, ancianos abandonados y gente en situación de calle. Aborda los claroscuros de la condición humana, de la infinita vocación autodestructiva de los enfermos emocionales, pero también describe la inconmensurable capacidad del ser humano para convertir su soledad en solitud, a los que se conoce como los nacidos dos veces.

¿Cuál es el hilo conductor de las historias que narras en la novela?

El hilo conductor son las adicciones, en el más amplio sentido de la expresión, aquellas que inconscientemente nos "ayudan" a fugarnos de nuestra dolorosa realidad. El adicto es, por definición, aquel que pertenece a otro, y en este caso se refiere a que el adicto termina perteneciendo a las armas que supuestamente utiliza para no contactar con aquello que le lastima, ya sea sustancias, relaciones tóxicas, comida, emociones autodestructivas, compras compulsivas, sexo, redes sociales o estatus. En esta mi crónica novelada, describo cómo todos esos personajes delinquieron o sucumbieron en el contexto de alguna adicción.

Hablas de los nacidos dos veces, ¿a qué se refiere este término?

Los nacidos dos veces son aquellos que tienen un despertar espiritual. Es decir, los que nacen a una nueva realidad una vez que logran contactar con su poder interior, para saberse acompañar a ellos mismos, sin necesidad de "muletas" externas como personas, prestigio, dinero, placeres. A los nacidos dos veces ya no les aqueja la soledad, se saben acompañar ellos mismos, son su mejor compañía. Viven en solitud con su yo interior.

Los personajes de tu libro acuden a grupos de autoayuda. ¿Sigue vigente este programa?

El programa de los Doce Pasos es el único que ha demostrado ser 100 por ciento eficaz para que los adictos suspendan el consumo, y de ahí, puedan reconstruir sus vidas. Juan Pablo definió a Alcohólicos Anónimos (AA) como “el milagro del siglo XX”. Tan exitoso es, que ha sido la base para que se traten todas las demás adicciones (codependencia, neurosis, compulsión sexual, ludopatía, compras compulsivas, problemas con la comida, etcétera).

Por Brenda Jaet

avh 


Compartir